fbpx
Connect with us

Noticias

¿Qué hay en el fin del mundo? conoce la increíble Patagonia

mm

Published

on

Para todos los viajeros amantes de la aventura y los increíbles paisajes, la Patagonia es un destino imperdible, pues al ser poseedora de una belleza inhóspita y sobrecogedora, tiene vistas como sacada de cuento de hadas que incluyen una mezcla de desierto, glaciares, grandes cadenas montañosas, volcanes, relieves costeros azotados por tormentas y lagos azul turquesa.

Y aunque seguramente todos tenemos una idea de lo que es y como es, lo cierto es que geográficamente es un área que se ubica en el extremo sur del continente americano y está compartida por Argentina y Chile.

De hecho, la separación de ambas Patagonias está en la Cordillera de los Andes y la propia frontera entre los dos países vecinos.

Advertisement

Así las cosas, sus fronteras son imaginarias e incluyen tres regiones en Chile: Los Lagos, Aysén y Magallanes. En el norte, empieza en el golfo Corcovado y termina en el Cabo de Hornos, el cabo más austral del archipiélago de Tierra del Fuego.

Mientras tanto, en Argentina Abarca las provincias más australes: Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Con todas estas características este viaje al fin del mundo es sin duda uno de esos que debe hacerse al menos una vez en la vida. Por eso en Q’ Pasa te contamos 19 cosas para hacer en la Patagonia argentina y chilena, así que alista prepara tu mochila y no te olvides de la cámara.

1. Conocer las Torres del Paine, Chile

Quizás el icono chileno más famoso del Parque Natural del mismo nombre. Sus tres torres graníticas rondando los 2600 metros de altitud, son de una belleza suprema.

Llegar a su base se puede hacer en circuitos de un día desde Puerto Natales o como parte de los circuitos W y O que recorren todo el parque. Si es posible y la climatología lo permite, sus vistas más majestuosas están al amanecer, cuando las puntas de las torres se enrojecen por la luz incandescente del sol naciente.

2. Hacer el circuito W y Circuito O, Chile

El Parque Nacional de Torres del Paine es demasiado espectacular como para quedarse solo con las propias Torres. Hará falta colocarse la mochila al hombro para recorrerlo, pero te esperan un montón de glaciares, vistas maravillosas y una montaña imponente.

Hay varias opciones de recorrido. La W, es uno de los más populares en un recorrido aproximado de 4 días desde el Glaciar Grey hasta las propias Torres, adentrándose en el Valle del Francés y bordeando los Cuernos. Si esto sigue sabiendo a poco se puede hacer la O que recorre en una ruta circular la totalidad del macizo de las Torres del Paine en un circuito que ronda entre 7 y 10 días.

Advertisement

3. Transitar por la carretera Austral, Chile

– Patrocinado –

Si dispones de tiempo, quizás puedas plantearte conducir (o incluso pedalear) hasta la Patagonia chilena en lugar de tomar un avión. Si así lo decides, enhorabuena: vas a recorrer una de las rutas escénicas más impresionantes del mundo.

Más de 1000 kilómetros de diversidad de paisajes que se pueden combinar con deportes de aventura, trekkings, glaciares entre otras muchas opciones.

4. Maravillarse con las Capillas de Mármol, Chile

Las capillas de mármol.  también conocidas como «catedrales de marmol»,son un monumento nacional ubicado en el segundo lago más grande de Suramerica, el lago General Carrera (llamado ‘Buenos Aires’ en Argentina, ya que el lago es binacional). Estas formaciones de otro planeta están ubicadas cerca de Puerto Río Tranquilo, a unos 223 kilometros de Coyhaique.

Aunque se dice que la erosión de las capillas de mármol empezó hace 15.000 años a.c., el mármol en sí tendría 300 millones de años.

Puedes navegar e incluso hacer kayak en las aguas turquesas de las capillas de mármol desde Puerto Río Tranquilo, un imperdible de la Carretera Austral.

5. Practicar senderismo en el Parque Nacional Cerro Castillo, Chile

Esta hermosa reserva de la naturaleza se encuentra a unos 64 kilómetros de Coyhaique, la capital de la región de Aysén. Pasarás por aquí explorando la Carretera Austral, pero lo más entretenido es recorrer el circuito de trekking, una caminata de varios días que pasa por algunos de los paisajes más lindos de la Patagonia (definitivamente uno de los mejores senderos de la Patagonia).

La cumbre más legendaria aquí es el Cerro Castillo, un cerro de 2,675 metros de altura, rodeado de ríos, bosques siempre-verdes y glaciares. Pero Cerro Castillo no solo es un paraíso para los senderistas, también es un lugar único para los amantes de los animales, especialmente si quieres ver el famoso huemul.

Advertisement

6. Deslumbrarse con el Río Baker, Chile

El río Baker, el río con más caudal en Chile, nace en el lago Bertrand, cuyas aguas vienen del lago General Carrera. Fluye hacia el este, más allá del campo de hielo norte, y sus aguas llegan al Océano Pacífico cerca del pequeño pueblo de Caleta Tortel.

Las aguas azules del río Baker son increíblemente únicas, con tonalidades que no verás en otros lados. Conduciendo por la Carretera Austral, alcanzarás la confluencia de los ríos Neff y Baker, una intensa mezcla de colores que podrás ver con una caminata de media hora.

El parque nacional Patagonia se hizo parque nacional en 2018, cuando la ex presidenta Michelle Bachelet y Kris Tompkins, presidenta y CEO de Tompkins Conservation, firmaron un decreto creando 5 parques nacionales. Antes era un parque natural privado, pero el parque fusionó con otras reservas – incluyendo a Jeinimeni – para formar una espectacular zona salvaje de 260,000 hectáreas.

7. Disfrutar del Parque Nacional Patagonia – Sector Jeinimeni, Chile

Aquí encontrarás una gran diversidad de ecosistemas, que incluyen praderas, bosques y humedales. La fauna incluye pumas, guanacos, armadillos y muchas más especies.

Aunque todo el parque es hermoso, el sector Jenimeini es sin duda uno de los lugares más únicos que verás en la región chilena de Aysén. Podrás alcanzar la zona manejando hasta Chile Chico y luego conduciendo por una hora y media hasta el inicio de un lindo sendero.

Un circuito de trekking fácil de 3 a 4 horas te permitirá ver unas de las formaciones rocosas más impresionantes de la Patagonia, con pinturas rupestres hechas por los ancestros de los Tehuelches, tribus indígenas que vivían en la zona hace miles de años (estas pinturas rupestres tienen una edad estimada de 10.000 años).

8.Vivir una experiencia extrema en Isla Navarino

Puerto Williams es una pequeña localidad (menos de 2,000 habitantes) es el punto de partida de los Dientes de Navarino, el circuito de trekking más austral del mundo. El nombre de los Dientes de Navarino tiene como origen sus empinadas cumbres, que se parecen a unos dientes. Explorar estos cerros es sin duda una de las mejores experiencias de trekking que podrás tener en la Patagonia, con remotos valles y espectaculares montañas al fin del mundo.

Esta experiencia se recomienda hacer en seis días y solo para senderistas experimentados, ya que no hay infraestructura (solo campamentos simples) y el trekking puede ser complicado dependiendo de las condiciones climáticas que siempre están evolucionando.

Advertisement

9. Avistar pingüinos en la Isla Magdalena, Chile

Entre las aguas gélidas del sur de Chile, se encuentra la isla Magdalena, una reserva protegida que fue declarada parque nacional en agosto de 1966 y reconocida como monumento natural en 1982, por ser una de las pingüineras más importantes de la Patagonia.

Actualmente se estima que la habitan más de 60 mil, pero, al numerar las diferentes especies que llegan a la isla de manera constante, la cantidad puede incrementar hasta unas 150,000 aves, entre las que destacan gaviotas australes, cormoranes y palomas antárticas; además, algunos lobos marinos llegan hasta aquí de la isla vecina, Marta.

10. Alojarse en Caleta Tortel, Chile

Otro de los lugares más increíbles que ver en Patagonia chilena: el pueblo de Caleta Tortel, donde las pasarelas de madera al borde del fiordo sirven para comunicar este pueblo de pescadores y artesanos. Un pueblo en el que llueve mucho, muchísimo, donde el tiempo parece haberse detenido y donde también parece un sueño poder estar ahí. ¡No te lo pierdas, es casi una obligación!

11. Atravesar la Patagonia por Villa O’ Higgins, Chile

Villa O’Higgins es uno de los ultimos pueblos que verás explorando los 1,200 kilometros de la Carretera Austral. Es una localidad pacifica con menos de 700 habitantes y una zona remota recomendada para los senderistas, con hermosos senderos en el parque Glaciar Mosco (bien nacional). Pero el hito aquí es el fin (o inicio) de la Carretera Austral, con hermosas vistas del lago O’Higgins compartido por Chile y Argentina.

Si tienes suerte con el clima, puedes navegar por el lago y luego caminar hasta Argentina para alcanzar el Chaltén, pero considera 2 días para esta expedición.

12.Practicar deportes extremos en el Bolsón, Argentina

Esta pequeña y tranquila localidad de no más de 20 mil habitantes, y marcada por una extensa vegetación, montañas, ríos y cristalinos lagos, también se ubica en la hermosa Provincia de Río Negro.

Para aquellos turistas que buscan algo de paz y desconectarse del ajetreo urbano, sin duda alguna El Bolsón es el lugar indicado. En este sitio se pueden realizar diversas actividades recreacionales, tales como paseos, cabalgatas, excursiones y pesca deportiva, así como también disfrutar de la gastronomía típica de la zona, como chocolates y alfajores artesanales, licores, cervezas, frutas finas y exquisitos quesos elaborados en este lugar.

Ahora, si gustas del deporte aventura, tienes diversas opciones. Por ejemplo, si viajas en verano u otoño, podrás practicar rafting por el caudaloso Río Azul, o bien podrás lanzarte en parapente desde el Cerro Piltriquitrón, que es uno de los destinos más recomendados en Sudamérica por los amantes de este deporte extremo.

13. Visitar el glaciar Perito Moreno, Argentina

Enfrentarse a un muro de hielo de 5 kilómetros de longitud y 60 metros de altura, es uno de los mayores atractivos de la Patagonia Argentina. En un glaciar que avanza hasta 2 metros diarios, el espectáculo está garantizado, pues este movimiento provoca desprendimientos de icebergs de enormes dimensiones.

Se puede visitar con seguridad desde su red de miradores o acercarse en barco hasta sentirme diminuto frente a la gélida pared.

Advertisement

14. Subir al teleférico al Cerro Otto de Bariloche, Argentina

Ubicado a tan solo 5 Km. Del centro de la ciudad se encuentra la estación inferior del complejo, desde donde parten las góndolas panorámicas (teleféricos) hacia la cumbre del cerro, ubicada a 1.405 metros sobre el nivel del mar, y el acceso a la estación superior.

Su Confitería Giratoria, permite disfrutar de un paisaje fascinante saboreando las exquisiteces de la gastronomía regional. Como complemento se puede visitar, la sorprendente Galería de Arte, donde se exhiben réplicas exactas de las obras de Miguel Ángel: El David, la Piedad y el Moisés, realizadas por la Galería Pietro Bazzanti de Florencia, Italia.

15. Asombrarse con el Fitz Roy, Argentina

Este precioso pico de 3405 metros de altura es una de las visiones más bellas que puede ofrecer la Patagonia chilena. Él y el resto de los picos que adornan la cordillera del macizo, parte del Parque Nacional de los Glaciares, mantienen en general una constante forma afilada y reciben el sobrenombre de dientes de tiburón.

Para poder visitarlos hay que llegar al pueblo del Chaltén, desde donde parten innumerables rutas de trekking, la mayoría con un único objetivo, poder alucinar con el rey, el inimitable Fitz Roy.

16.Navegar para ver ballenas en Puerto Madryn, Argentina

Madryn se encuentra a solo 1,5 horas de vuelo desde Buenos Aires con Aerolíneas Argentinas o Andes y está considerada como uno de los mejores lugares del mundo para ver ballenas.

De hecho, las ballenas que se pueden observar en la zona son conocidas con el nombre de ballena franca austral y llegan a la costa de Puerto Madryn y Península Valdés durante el mes de mayo y se quedan para reproducirse y alimentar a los ballenatos hasta el mes de diciembre.

Aunque la temporada de ballenas varía sus días cada año y no es posible saber con exactitud el momento que van a llegar y partir. También hay que tener en cuenta que las ballenas no arriban o parten todas juntas por tal motivo al principio y al final de temporada hay menos cantidad y se hace más difícil de observarlas.

17.Rodear la laguna Esmeralda, Argentina

La caminata por la laguna Esmeralda es una actividad popular por la tarde y la noche en las afueras de Ushuaia. Ubicada en un amplio valle en los Andes Fueguinos, la Laguna Esmeralda está rodeada de bosques nativos de cohiue y lenga.

La caminata atraviesa varias turberas, que cubren gran parte de las tierras bajas de Tierra del Fuego. Después de una caminata de 2-3 horas, los visitantes llegan a la orilla de la laguna Esmeralda, pero la atracción principal es difícil de elegir.

Advertisement

 Tanto el agua del glaciar verde esmeralda como los castores que surcan sus aguas son igualmente impresionantes. Otra fauna nativa, como guanacos, zorros y cóndores, se avista comúnmente a lo largo de la caminata hacia y desde el lago.

Los recorridos en helicóptero también salen del aeródromo de Ushuaia y vuelan a través de los Andes Fueguinos, pasando por la montaña Olivia hasta la laguna Esmeralda.

Por otra parte, en los meses de invierno, el lago se congela y los Andes del Sur están cubiertos de nieve.

18. Viajar en el Tren del Fin del Mundo, Argentina

Para vivir la última aventura en el fin de la tierra, viaja en el tren más austral del mundo hasta el Parque Nacional Tierra del Fuego. Salga de las afueras de Ushuaia y siga la histórica ruta del tren de convictos, pasando por bosques de hayas, turberas y recordatorios de los lugares de trabajo de tala de madera de los prisioneros de Ushuaia de 1901 a 1941.

19. Ir literalmente al fin del mundo en Ushuaia, Argentina

Si hay que hablar de los habitantes del fin del Mundo, quizás sean los que viven en este lugar aislado de todo, en Ushuaia, la capital de la Tierra de Fuego.

La ciudad más austral del planeta sus principales atractivos está el Parque Nacional Tierra del Fuego, uno de los más bellos del planeta, donde encontrarás impresionantes glaciares, valles, cumbres andinas nevadas, bosques patagónicos y espectaculares costas marinas.

Otros lugares imperdibles, lo constituyen el Glaciar Martial, el Cerro Castor, uno de los mayores centros para practicar esquí.

Advertisement

Además, su mayor encanto es que se puede combinar con rutas en barco por los alrededores y la bahía e incluso, si el tiempo y el dinero lo permite, embarcarse en uno de los barcos que llevan a uno de los lugares más recónditos e inexplorados del planeta. La Antártida.

Esta noticia gracias a:

Continue Reading
Advertisement
Advertisement

Noticias virales

Consigue 10% OFF
Cuando compres a uno de nuestros auspiciadores.
*Además recibe noticias e invitaciones exclusivas por email.
Suscribete