Las ciudades pequeñas y más hermosas de Canadá

0
45

Así como se encuentran grandes
ciudades vibrantes en Canadá, también existen esos pequeños lugares con una
belleza sin igual que vale la pena visitar.

Las ciudades pequeñas y más hermosas
del país poseen un encanto natural particular que permiten explorar la
diversidad de Canadá, el segundo país más grande del mundo.

Churchill, Manitoba

Es un terreno un particular,
un poco crudo y subártico  pero considerado
como uno de los mejores lugares del mundo para ver osos polares a lo largo del
Hudson Bay desde octubre hasta noviembre cuando los osos salen a cazar focas; los
visitantes pueden ver las majestuosas auroras boreales en la noche y en
verano  alrededor del río Churchill es
posible ver ballenas beluga, los amantes de la naturaleza se sentirán como en
el paraíso en este pequeño lugar rodeado de árboles que son el hábitat de más
de 200 especies de aves.

Niagara on the lake, Ontario

Esta hermosa ciudad se
encuentra cerca de las reconocidas Cataratas del Niágara, enfrente del estado
de Nueva York ya lo largo del río Niágara; esta ciudad es mágica y más si se
visita en temporada de verano cuando los festivales se apoderan de este lugar
de pequeñas calles victorianas y de casas del siglo XXI, rodeadas por restaurantes,
tiendas y hoteles.

Flin Flon, Manitoba

Esta ciudad minera es ideal
para los aventureros que buscan todo tipo de actividades al aire libre, como un
paseo marítimo de 4.2 kilómetros por el perímetro del  lago Ross, dar un paseo en cano por el Cranberry
Lake; Flin Flon también tiene la estructura independiente  más alta del oeste de Canadá, la chimenea de
Hudson Bay, de 251metros sobre la ciudad.

Godercih, Ontario

La reina Isabel II nombro a Goderich
como “la ciudad más linda de Canadá”, gracias a sus hermosos jardines de flores
 y parques que rodean la ciudad; el
pintoresco centro de Goderich está diseñado en un octágono y es la sede de numerosos
eventos durante el año, como mercados de las pulgas, música en vivo y hasta
mercado de agricultoras; la plaza central de la ciudad está rodeada por pequeñas
tiendas, además Goderich tiene un largo paseo marítimo que recorre su costa.

Ciudad de Banff, Alberta

– Patrocinado –

Es el pueblo de mayor
importancia del Parque Nacional Banff, en las montañas rocosas canadienses,
cada año este lugar recibe a miles de turistas que llegan a explorar el
imponente Monte Rudle y todos los encantos naturales que rodean a esta pequeña
ciudad; la urbanización de la ciudad de Banff es muy controlada por encontrarse
en el Parque Nacional.

Mahoney Bay, Canadá

Se dice que las 3 iglesias históricas de la ciudad son las más fotografiadas de Canadá, esta pequeña ciudad marítima se encuentra en una bahía con acceso a más de 100 islas y posee un área circundante con millas de senderos para explorar la costa sur ya sea caminando, esquiando o en bicicleta. Mahoney Bay esta  llena de arquitectura del siglo XIX y se encuentra en pleno auge del turismo de verano.

Ciudad de Dawson, Yukon

Cerca de 60 mil turistas al
año recibe esta ciudad conocida como la París del Norte; la ciudad de Dawson
alberga algunos sitios históricos nacionales y los visitantes que cada año
llegan a ella aun buscan oro  como sucedió
en el año1898 con  la Fiebre del Oro de Klondike
que albergó a miles de buscadores durante esta época; otros turistas visitan también
las casas y museos históricos, esta ciudad es el hogar del coctel sour toe, la
bebida más famosa del Norte.

Whistler, Columbia Británica

Las increíbles montañas
Whistler yBlackcomb rodean este encantador pueblo que se caracteriza por tener
una de las estaciones de squí más famosas del mundo, con más de 8.000 acres de
terreno disponible para practicar este deporte; el paisaje montañoso se puede
recorrer a caballo, en bicicleta o en caminatas, durante el verano; esta ciudad
pintoresca  se caracteriza por se bella y
muy organizada.

Baie St-Paul, Quebec

También conocida como “el
paraíso de los artistas”; Baie St-Paul posee boutiques, galerías de arte y
calles estrechas rodeadas de casas centenarias las cuales se han convertido en
acogedores restaurantes; la ciudad hace parte de Charlevoix, una región rural
que ha sido el retiro de verano de la clase alta. La pintoresca ciudad de Baie
St-Paul  es conocida como la musa
preferida de los pintores  del Grupo de
los Siete de Canadá.

Esta noticia gracias a: