BAI impulsa campaña para que usuarios exijan a las empresas como Rogers y Bell la conexión
Todo el sistema metro está habilitado para Wi-Fi, que no tiene costo para la TTC o sus clientes, pero las empresas que prestan el servicio se deben conectar a la red. Por ahora, Bell y Rogers han dicho que preferirían instalar su propio sistema, por lo que la personas que pagan por el servicio de estas compañías están fuera de la señal, de ahí la campaña emprendida por BAI Communications, que instaló la red, y que ahora está tratando de informar a los habitantes de Toronto que la señal está disponible en las línea y sus estaciones subterráneas, pero para que las personas puedan utilizar sus celulares las empresas se deben conectar a la red, y no todas lo quieren hacer.

TORONTO.- Aunque el sistema metro de Toronto ya cuenta con el servicio Wifi-TTC que permite que una persona pueda recibir o realizar llamadas dentro del sistema subterráneo, incluyendo las estaciones y las líneas, gran parte de los usuarios aun no pueden conectarse porque no todas las empresas están en red, entre ellas Roger y Bell, que tienen el mayor número de abonados.

De acuerdo con BAI Communications, “tres de cada cuatro empresas de telecomunicaciones no permiten que sus clientes accedan a la red”. Los viajeros comenzarán a ver carteles y anuncios digitales que están “diseñados para aumentar [la conciencia] e impulsar la demanda de acceso”. BAI está instando a los torontianos a que exijan el servicio celular subterráneo.

A principios de este año, el CEO de la compañía, Ken Ranger, dijo que quedaba muy poco trabajo por hacer con respecto a las actualizaciones de señal y red y que solo estaba esperando que los operadores se subieran a bordo.

Actualmente, solo Shaw’s Freedom Mobile ha acordado un contrato. El operador comenzó a trabajar para llevar el servicio al metro en 2015. La red se basa en la infraestructura instalada por el operador de red australiano BAI; que fue la compañía que ganó el contrato de $ 25 millones de dólares, para proporcionar servicio de Wi-Fi y celular en el TTC, pero pese a que muchos usuarios se quejan por la falta de señal, por ahora, Bell y Rogers han dicho que preferirían instalar su propio sistema.

La infraestructura de red utilizada por BAI es única, teniendo en cuenta que fue construida para tráfico denso y un entorno en constante movimiento. El desafío que BAI ha enfrentado es traer a los transportistas a bordo.

Ranger indicó que confiaba en que los tres transportistas trabajarán con ellos en una capacidad similar a Shaw para que puedan conectar a los clientes en el metro. “BAI Communications ha forjado fuertes alianzas con algunas de las compañías de telecomunicaciones más grandes del mundo. Las agencias de tránsito y las compañías de telecomunicaciones por igual han podido confiar en nosotros para entregar una red celular confiable a los viajeros en algunos de los sistemas de transporte subterráneo más grandes del planeta”, agregó.

BAI dijo que las 75 estaciones y plataformas de metro TTC, todos los entrepisos y pasillos, y todos los pasillos y escaleras, se pueden utilizar los celulares, si las empresas se conectan a la red. Todo el sistema esta habilitados para Wi-Fi, que “no tiene costo para el TTC o sus clientes”.