Protestas contra Bernier por las polémicas vallas en Toronto y el resto del país
Creadores de la campaña y auspiciadores de las polémicas vallas que se colocaron en diferentes partes del país, aseguran que los anuncios se quitarán en respuesta a las críticas y las protestas que se han registrado. Políticos de otros partidos, organizaciones y las mismas comunidades de inmigrantes señalan la publicidad es muy xenofóbica, divide al país y ataca a los inmigrantes que tanto han ayudado al crecimiento de esta nación.

OTTAWA.- Las fuertes críticas contra los programas de migración y los planes del Gobierno Liberal de Justin Trudeau de aumentar a más de un millón el ingreso de inmigrantes en los próximos años, le están dando un buen resultado publicitario a Maxime Bernier, líder del Partido del Pueblo, que lanzó una campaña antiinmigrantes, que algunos canadienses e incluso extranjeros nacionalizados inexplicablemente están aplaudiendo, mientras otros la rechazan con fuerza, lo que está dividiendo al país.

Como si tratara el Presidente Donald Trump en Campaña electoral, con discursos muy parecidos y ahora con una polémica campaña publicitaria con vallas en todo el país, que presentan una gran foto de Bernier, con el logotipo de su Partido Popular de Canadá y un eslogan que aboga contra la “inmigración masiva”, el controvertido político está llevando a su recién conformado partido a ganar seguidores en Canadá, a costa de incentivar el odio contra los inmigrantes.

Para el Partido del Pueblo, los políticos que lo representan, y Bernier, ex miembro del partido conservador, que ya fue ministro de Gobierno, y ahora es un fuerte crítico del programa migratorio de Trudeau, el Gobierno Liberal está destruyendo a Canadá y su cultura, al permitir que al país ingresen 350,000 inmigrantes cada año, “es un número demasiado alto.

El primer ministro liberal de Nueva Escocia, Stephen McNeil, fue uno de los primeros políticos en criticar las vallas publicitarias la semana pasada, tuiteando, que la campaña es muy negativa porque divide al país, al tiempo que agradeció a los inmigrantes porque han ayudado al crecimiento del país. En el mismo sentido se pronunció el alcalde de Hamilton, que crítico la valla, diciendo que su familia llegó a Canadá desde los Países Bajos para “un futuro mejor”. “Los inmigrantes han y seguirán mejorando nuestro país”, dijo Fred Eisenberger en Twitter.

Aunque los publicistas del Partido Popular de Canadá, aseguran que no son responsables de los mismos, Bernier dijo que está de acuerdo con el mensaje y que la decisión de retirarlas puede ser calificada como censura. “El mensaje en la cartelera no es ‘controvertido’ para dos tercios de los canadienses que están de acuerdo con él, y para aquellos que no están de acuerdo pero apoyan la libertad de expresión y una discusión abierta”, escribió Bernier en Twitter. “Es controvertido para la mafia totalitaria de izquierda que quiere censurarlo”.

Para los representantes del Partido del Pueblo, no entienden el porqué de las críticas contra ellos, por poner claro su pensamiento sobre la migración, cuando en los otros partidos los políticos usan la posibilidad de una “inmigración masiva”, solo como una herramienta para comprar votos de las comunidades inmigrantes.

Por ahora los conservadores y los liberales se disputan el primer lugar en la intención de votos en octubre, cuando el partido que gane designará al Primer Ministro de Canadá. Las encuestas sugieren que el Partido Popular tiene tan solo el cuatro por ciento del apoyo de los votantes, por lo que Bernier ha sido excluido de los debates oficiales, pero esta ganado seguidores.