Con los precios que están alcanzando los arriendos en todo el GTA, el negocio de alquilar de apartamentos o casas en Canadá, está más que asegurado, al punto que fondos de pensiones, compañías de seguros, inversionistas inmobiliaria y otros grandes inversores que están llegando al país, están comprando solo para rentar, por eso el gran auge de construcción de condominios en todo Toronto y poblaciones vecinas, y el crecimiento sostenido de los precios de las casas para la venta en la región, lo que sigue moviendo fuertemente el mercado de bienes raíces.

TORONTO.- Rentar un pequeño apartamento en Toronto, bien situado le puede costar a una persona entre 1500 y 2 mil dólares, sino es más, porque los precios de alquileres de viviendas en toda la ciudad están por las nubes. Ni hablar de lo que puede costar una casa grande.

Por ello muchos propietarios de viviendas están rentando gran parte de ellas, o toda, si pueden, porque los ingresos van en aumento, al punto que logran pagar la cuota de la hipoteca y les queda dinero para vivir sin problemas.

Antiguamente gran parte de los canadienses solo compraban una vivienda para vivir con su familia, pero las posibilidades de hacer negocio en el mercado de bienes raíces crecieron, y ahora muchos compran casas o apartamentos para rentar, porque luego de más de 50 años de un crecimiento ininterrumpido en el este patrimonio, muchos ven los grandes beneficios que se pueden obtener al comprar una propiedad para alquilar, incluso ya alguno solo viven de estas rentas.

Rentar nunca ha sido un mal negocio en Canadá, pero mucho más en los últimos tiempos en las grandes ciudades como Vancouver y Toronto, donde los precios del alquiler siguen aumentando sin parar, lo que permite que un comprador pueda pagar fácilmente su hipoteca, y gane de paso la valorización de la vivienda, y algo más, si la propiedad es grande, y está bien dividida y situada.

En los últimos años el negocio de comprar para rentar resurgió por los precios de alquiler y la falta de viviendas en las grandes ciudades, por eso ya no solo entre los canadienses que pueden tener una, dos o tres propiedades para arrendar, y vivir de ello, siguen comprando, ahora también hay grandes inversionistas extranjeros que están adquiriendo edificio completos, o manzanas de casas, porque sienten que es una inversión segura. Incluso hay grandes compañías dedicadas a la construcción, que dejaron de vender y ahora también se dedican a rentar.

El negocio es tan bueno que hace algunos años el Grupo inversionista CBRE, construyó en Canadá 24.000 viviendas, pero no para vender, sino para rentar en grandes ciudades donde los precios de alquiler de casas van en aumento, porque no hay quien construya casas, la mayoría son condominios, que también se están alquilando fácilmente, pero no con la misma rapidez de una casa.

Comprar casas para rentar es bueno, porque de una casa se pueden sacar hasta tres rentas, o más dependiendo de las divisiones que se hagan, y más si tiene el sótano terminado. Lo que facilita al comprador el pago de la hipoteca, porque en algunos casos hasta les queda dinero para vivir.

Por Lupe Ledesma / www.laportadacanada.com