Lewis Hamilton superó a Max Verstappen cerca del final del Gran Premio de Hungría para conquistar su 81ra victoria en Fórmula Uno y ampliar su liderato en la actual temporada.

El piloto de Mercedes está sólo a 10 triunfos del récord del siete veces campeón de F1, Michael Schumacher, de 91 victorias.

Mercedes hizo una apuesta estratégica con cerca de 20 vueltas por terminar al llamar a Hamilton para un segundo cambio de neumáticos, mientras que Red Bull decidió mantener a Verstappen sobre la pista con la esperanza de que podía defenderse del rebase en una pista difícil.
Resultó ser un golpe maestro de Mercedes.

Los neumáticos mucho más rápidos ayudaron a Hamilton a devorar la ventaja de 20 segundos de Verstappen y finalmente pasó al Red Bull en la vuelta 67 de las 70 pactadas.