Quayside, quedará en los terrenos del el antiguo puerto al borde del lago Ontario
Aunque la empresa filial de Google, quiere que le adjudiquen mucho más terreno, porque su proyecto es pensado en más grande, solo hasta el 31 de octubre se sabrá si Sidewalks Labs LLC y la agencia de desarrollo Waterfront Toronto, logran llegar a un acuerdo para poner en marcha la construcción del barrio más moderno, de Toronto, Canadá y el mundo. Será paraíso muy respetuoso del medio ambiente, que no generará ningún tipo de contaminación, que contará con un vecindario diseñado y construido con los más altos estándares que la tecnología actual permita y que además es totalmente auto sostenible.

TORONTO.- El proyecto es de una enorme importancia para Toronto, y Canadá, porque es el piloto de la filial de Google para diseñar y hacer las ciudades futuristas del mundo con la mejor tecnología, donde se viva en un ambiente muy sano, y seguro, pero su realización depende de que las dos partes, Gobierno y empresarios, logren un acuerdo.

Solo para la noche de Halloween se sabrá si en Toronto se hace realidad el proyecto de construcción más moderno impulsado por Google, y su filial Sidewalks Labs LLC, que quiere construir el barrio denominado Quayside, que tendrá los mayores avances que la tecnología actual permite.

Aunque desde hace años se viene hablando del importante el proyecto, Waterfront Toronto, que está al frente del plan de renovación de una importante zona de la ciudad, debe llegar a un consenso con la filial de Google Sidewalks Labs LLC, si quiere que la gran obra se realice.

Sidewalk Labs ya dio a conocer su borrador del plan de obra, en 1.524 páginas, en la que se destaca la renovación total del puerto de Toronto, donde se creara un barrio futurista y muy moderno, de 12 acres, con grandes zonas sociales, puerto, zonas recreativas, deportivas y verdes, con playas, lugares para el descaso y el disfrute del lago.

Sidewalk Labs quiere que el tamaño del terreno donde se va construir sea 16 veces más grande que lo que ofrece la ciudad para desarrollar su proyecto, un aspecto que aún está en estudio, porque los directivos de Waterfront Toronto, creen que primero se deben ver las metas y objetivos alcanzados en Quayside, que sería el barrio piloto, antes de decidir si aportan más terrenos.

Los dos grupos también están en desacuerdo porque Sidewalk quiere ser el desarrollador principal del proyecto, mientras que Waterfront Toronto prefiere un proceso de contratación pública de la obra. Por otro lado los realizadores del proyecto demandan que los gobiernos locales se comprometan a expandir el transporte público en el área y la necesidad de reescribir algunas leyes municipales y provinciales para aplicar directamente en esta zona, porque por ejemplo todo será codificado, incluso las personas, por lo que se sabrá cuando entra o sale alguien del barrio, de una casa, de una tienda, del banco o de un parque. La Seguridad será al máximo.

Para Waterfront, hay elementos del proyecto que requieren compromisos que no pueden hacer, porque dependen de organismos del gobierno, por ello, el 31 de octubre es una fecha clave para saber si el proyecto se convierte en una realidad como lo ha diseñado el filial de Google.

Por ahora la municipalidad ha querido dar respuesta a los impulsores del proyecto, incluido el Gobierno Federal, y el Provincial, y se ha dado un plazo especial hasta el 31 de marzo de 2020 para responder a todas las dudas a director del plan. Waterfront Toronto ha realizado reuniones públicas para solicitar inquietudes y opiniones sobre el desarrollo, entre los residentes de la ciudad.

El barrio de Google como se conoce popularmente será un barrio piloto, donde además de tecnología, se realizará un laboratorio de una nueva sociedad, con formas especiales de urbanismo, y seguridad.