Según la ley de varios países, los actos no consentidos durante las relaciones sexuales se consideran violación, y esto incluye quitar el condón sin consultar.

Como informó Cosmopolitan, ‘Stealthing’ es una práctica que se ha vuelto común en la población juvenil, y que consiste en que el hombre quita el preservativo de su pene sin que su pareja sexual lo note, y sigue con las penetraciones.

El portal compartió un estudio de Alexandra Brodsky que fue publicado en el Columbia Journal of Gender and Law, en el que se sustentó la especie de violación que este acto genera en las relaciones sexuales.

Además, en el informe se comenta que existen dos formas para realizar esto: muchos fingen que se cayó y no lo notaron, y otros lo quitan y se lo ponen antes de la eyaculación. Todo esto, porque aseguran que no sienten lo mismo sin condón y les excita ser descubiertos.

En los estados de Wisconsin y California, de Estados Unidos, realizar este acto es un delito y está dentro de la línea de crímenes sexuales, pues atenta contra la salud y bienestar de la otra persona. Pueden ser infectados con algún virus o hasta quedar en embarazo.