En la ciudad los precios de las casas están por las nubes, pero una casa vieja, un poco deteriorada, puede resultar siendo un buen negocio, por su menor precio. Antes de dar ese gran paso lo importante es que usted se tome la tarea de establecer cuanto deberá invertir para convertir la propiedad en la casa de sus sueños para vivir, o para dejarla lista para la venta.

TORONTO.- En el GTA hay muchas casa viajas, que pueden tener un valor menor en el mercado, pero que requieren reparaciones, lo que representa un significativo gasto extra o inversión, dependiendo del resultado. Aquí lo importante es hacer un buen estudio técnico y un presupuesto acorde a lo real, porque hay viviendas que con pequeños ajustes logran una importante valorización en el mercado y miles de dólares en ganancias si se venden.

Lo de comprar o no comprar una casa que requiera reparaciones, para ello no hay una sola respuesta, ¡todo depende de muchos factores!, que son los que marcan la diferencia, especialmente que tan grave es el daño que tiene la propiedad.

Cuando se va comprar una casa todos tenemos muchas dudas, pero estas crecen mucho más cuando vemos que vamos a necesitar hacer una inversión en nuestra nueva propiedad para ponerla como la soñamos, y es ahí donde hay que mirar muy bien con cuanto disponemos para hacer la adecuaciones que queremos y si no es preferible buscar una opción diferente.

Por lo general las casas que requieren arreglos son muy vejas, pero tiene la ventaja que también son de bajos precios en la zona donde va a comprar o en el mercado inmobiliario. Además tienen buenos espacios, en donde unas renovaciones bien diseñadas y realizadas por profesionales las pueden convertir en mansiones que luego se pueden vender a muy buen precio. Tanto es así que hay muchas personas y empresarios de la construcción viven haciendo este tipo de negocios en Toronto, donde buscan casas prácticamente en ruinas, pero ellos tienen una ventaja, saben de construcción y eso marca una gran diferencia.

Aquí lo importante es tener una buena asesoría, partiendo de la inspección profesional que realice un experto, que aunque no le dará la garantía del cien por ciento de que el bien inmueble no tiene problemas, si será un buen indicador del buen estado o mal estado de la vivienda, y los posibles arreglos que deberá hacer, al que se le suma su asesor de bienes raíces que por su gran experiencia, sabe que tan bueno o malo es comprar una casa con algunos daños.

Con los datos que le suministre el inspector establezca un presupuesto de más o menos cuanto le costarán los arreglos, auméntele este valor al precio de la propiedad y compare con el valor que tiene una casa en el área, o en una zona similar, en buenas condiciones, esto le dará una visión muy importante de si vale la pena hacer el negocio, o por el contrario buscar una que no requiere una mayor inversión.

Otro punto importante para hacer este negocio, es que sí compra la propiedad que requiere reparaciones, lo más importante es que se asegure que estos trabajos los realicen verdaderos profesionales, evitando las desagradables sorpresas que pueden aparecer cuando se contrata una empresa que no tienen la suficiente experiencia, porque ahí si le saldrá muy costoso.

Por Lupe Ledesma/ de La Portada