Todos los días mueren en promedio 7 personas en los hospitales por consumo de licor
Por encima de las muertes del consumo de drogas, está el alcohol, de acuerdo al Instituto Canadiense de Información de Salud (CIHI), que dio a conocer que de 10 canadienses que mueren en el hospital cada día por el daño causado por el uso de sustancias, y el 75% de las victimas están relacionadas con el consumo de licor, o tienen algún tipo de problema por su estado de embriaguez.

OTTAWA.- El consumo de licor es un grave problema en Canadá que afecta a miles de personas en todo el país, al punto que gran parte de los gastos de los hospitales se va en atender a estas personas, que llegan a las salas de emergencia con una intoxicación por alcohol o por un intento de suicidio después de consumirlo licor. La cifra es 13 veces más alta que la de los consumidores de drogas.

El alto consumo de alcohol también está generando muchas muertes. Los datos del Instituto Canadiense de Información de Salud (CIHI) muestran que 10 canadienses mueren en el hospital cada día del daño, victimas del uso de alguna sustancia psicoactiva, el 75% de esas muertes están relacionadas con el alcohol. La agencia no tenía información sobre la cantidad de muertes que se producen fuera del hospital.

Los datos del CIHI también muestran que el alcohol contribuye a más de la mitad de todas las hospitalizaciones por consumo de sustancias, que son 13 veces más comunes que las intoxicaciones por opioides.

Los datos del CIHI revelaron además que entre 2017 y 2018, en BC cada día fueron hospitalizados 361 personas relacionados con problemas médicos por el consumo de alcohol, uno de los más alto índice del país.

En Ontario la situación no es diferente, y según los expertos lo que quiere hacer el primer ministro de Ontario, Doug Ford, bajando los controles a la venta de licor, traerá graves consecuencias, al hacerlo más accesible a todos los consumidores y a precios muchos más baratos de los actuales, porque permitió que los productores fabriquen cerveza hasta de un dólar.

El gran problema del alcoholismo en Canadá, según los que hicieron los estudios es que el Gobierno no ayuda para los tratamientos de estos enfermos, como lo hace con los drogadictos, y una persona que lo requiera debe pagar hasta $ 30 mil dólares por mes, para poder eliminar su dependencia.