Informe especial de Hispanic Women’s Network para La Portada Canadá
Canadá tiene CERO tolerancia frente a crímenes que se constituyen como violencia doméstica. Los crímenes que están categorizados bajo el rubro de violencia domestica son varios y tienen como objetivo la protección de la seguridad física y emocional de la pareja y de los hijos.

TORONTO.-La violencia criminal en contra de la pareja es cualquier uso de fuerza física o sexual, ya sea actual o bajo amenazas por la pareja. Amenazas, pegar puños, manotear, patear, golpear, forzar actos sexuales con la pareja – así estén casados o no – perseguir y acosar son todos ejemplos de violencia en contra de la pareja. Estos actos le dan el derecho a la víctima a acudir a la policía y presentar cargos penales.

La violencia domestica incluye igualmente amenazas de causar daño – y causar daño – a los hijos, las mascotas y la propiedad. El uso de fuerza o tocar a la otra persona sin consentimiento necesita ocurrir solamente una vez y generalmente se constituyen en un patrón de conducta diseñadas para causar miedo, intimidar, humillar y eliminar la capacidad de la otra persona de autodeterminación. La violencia domestica incluye además abusos de tipo emocional y de tipo financiero en contra de la pareja como el robo, la extorsión y el fraude.

Las conductas tipificadas en el Criminal Code incluyen: asalto corporal mediante arma o sin arma; secuestro; encerramiento forzoso; homicidios; acoso sexual; pornografía de menores; persecución; amenazas; llamadas indecentes y acosantes; invasión de la propiedad nocturna; daños a la propiedad; robo; fraude; extorsión.

En la eventualidad de ser víctima de cualquier conducta de violencia doméstica en casos de emergencia, se debe inmediatamente contactar al 911 y a la policía para denunciar la conducta. El paso del tiempo no minimiza la validez de la denuncia pero le añade complicaciones de tipo probatorio que es mejor evitar.

Al registrar los cargos criminales, la policía le debe poner en contacto con el Victim Crisis Assistance and Referral Services para acceder a protecciones adicionales durante el proceso judicial incluyendo servicios de soporte emocional y si se califica, financieros. En el evento en que los niños hayan sido agredidos y/o hayan presenciado la violencia familiar, la Policía debe comunicarse con el Children’s Aid Society de la región para notificar el riesgo de daño físico y/o emocional del/los niños. En casos severos, el Children’s Aid Society tiene el poder de remover a los niños de sus padres si es evidente que ninguno de los dos padres tiene la capacidad de proteger al/los niños de daños físicos y/o emocionales.

Es importante hacer uso de todos los servicios disponibles en la comunidad incluyendo su propio psicólogo o consejero; su médico de familia y/o el servicio de emergencia del hospital que se encarga de recoger la evidencia necesaria a ser utilizada en el juicio penal. Los médicos y hospitales deben igualmente notificar al Children’s Aid Society en el evento de que exista un riesgo de daño físico y/o emocional de los niños; y centros comunitarios que le brindaran apoyo y les ofrecen una guía sobre los pasos a seguir en el evento de que no se sienta segura en su lugar de residencia con su pareja.

Existen numerosos programas de asistencia a las víctimas de violencia doméstica en todas las ciudades Canadienses, incluyendo el servicio de Victim Support Line en su ciudad y notificar al Children’s Aid Society en su región para la protección de sus hijos. Victim Support Line tiene un servicio de notificación a las victimas al ser dejada en libertad de cárcel la persona acusada.

Al radicarse la denuncia, se notifica a la persona acusada y se emite orden judicial como medida preventiva y usual la restriccion/prohibicion a su pareja de acercarse físicamente a usted y/o sus hijos, en su residencia y/o lugar de trabajo; si está interesado en seguir residiendo en la propiedad donde habita la familia usualmente, para su seguridad, debe obtener una orden judicial que ordene a su pareja a salir de la residencia y prohibiéndole que resida en la propiedad de la familia hasta nueva orden judicial; esta orden suspende el derecho que su pareja pueda tener sobre el dominio, uso y la posesión de la propiedad de Familia.

Las conductas que conllevan a la violencia domestica son consideradas de grave seriedad y no son toleradas por los sistemas legislativos y de seguridad establecidos para castigar tales conductas y para evitar su recurrencia en la Sociedad.