Unos 8 mil estudiantes se quedarían sin el servicio alertan las juntas escolares
Las juntas escolares advierten a los padres de familia que se deben preparar para llevar a sus hijos a las escuelas y colegios de la ciudad, porque todo indica que el jueves más de 8,000 estudiantes en todo Toronto se quedarán sin el servicio de trasporte, porque los conductores de buses están a punto de declarar la huelga. Las negociaciones se iniciaron el viernes, y hasta el marte, cierre de esta edición no había acuerdo.

TORONTO.- Hasta el cierre de esta edición los conductores de buses escolares sindicalizados mantenían el firme propósito de iniciar un paro este jueves 2 de mayo, lo que afectaría a cerca de 8 mil de estudiantes en Toronto y por supuesto a sus padres que deberán buscar la forma de llevarlos a las escuelas y colegios, para que no pierdan clases.

La Junta Escolar del Distrito de Toronto y la Junta Escolar del Distrito Católico de Toronto dicen que han recibido notificación de Stock Transportation de que los conductores de dos de las divisiones sindicalizadas, norte y este, iniciarán el cese de las actividades, lo que ya les fue informado también a los padres de familia.

Aunque la huelga no está en firme aun, las directivas de los planteles educativos están alertando a los padres de familia para que tomen precauciones. “En este momento, la huelga no está garantizada, sin embargo, es posible si no se llega a un acuerdo para esta fecha”, dijo el portavoz de TDSB, Ryan Bird, en un comunicado.

Por ahora los organismo del gobierno que representan al estado en las negociaciones de los conductores, están en conversaciones con el sindicato y los líderes de Stock Transportation, pero aún no se llega a un acuerdo que evite el paro, que dejaría sin trasportes a los estudiantes más de 4 mil estudiantes del TDSB y 4,235 estudiantes en todo el TCDSB.

De acuerdo con el sindicato que defiende el derechos de los trabajadores de hacer una huelga para mejorar su situación laboral, los conductores de autobuses escolares en la ciudad son responsables de transportan hasta 70 niños a la vez por cada recorrido, y en muchos de ellos deben trabajar horas extras por problemas en las vías u otros inconvenientes, que no les son reconocidos.

La situación para estos trabajadores ha empeorado porque se ha extendido en la ciudad la idea que manejar un autobús escolar es parte de un trabajo voluntario, en lugar de un empleo remunerado regular, y por eso no se pagan las horas extras, dice en su denuncia el Local 4268, que apoya las exigencias de los conductores. Para los sindicatos se debe tratar de una mejor forma al personal que trabaja trasportando los niños, porque son los responsables de la vida de nuestros hijos.

El llamado de los colegios y escuela a los padres de familia cuyos hijos podrían verse afectados por una huelga es que estén muy atentos a los que pasará esta semana, aunque ellos les informarán por intermedio de cartas, para que se hagan los arreglos necesarios para que los niños no pierdan clase.

Cuando se le preguntó sobre el estado de las negociaciones, un portavoz de Stock Transportation dijo en un comunicado el lunes por la noche que la compañía está negociando de “buena fe” y que las negociaciones del contrato están programadas para continuar el martes. Se espera que se dé un acuerdo antes del jueves para evitar la huelga.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here