Los arriendos en Toronto siguen por las nubes, conseguir una vivienda, un apartamento sencillo de una o dos habitaciones bien localizadas en la ciudad es casi imposible, y si lo logra el precio seguramente va superar los 2 mil dólares de renta mensual, dinero que le podría servir para pagar las cuotas de la hipoteca, pero que terminan en manos del arrendatario. Deje de botar con su dinero y conviértalo en el gran ahorro de toda su vida, comprando ahora que hay buenas promociones, porque se avecina la gran venta de casas del año.

TORONTO.- ¿Ha pensado alguna vez cuando dinero se ha gastado en arriendos desde que llegó a Canadá?, proalmente sería una gran suma que usted perdió porque nunca regresará, le sirvió al propietario de la vivienda para pagar la hipoteca y para hacer ese ahorro que seguramente disfrutará en su retiro, porque una casa o un apartamento sigue siendo hasta ahora la mejor inversión que cualquier persona debe hacer en este país, porque su valorización está garantizada.

Anualmente los inmigrantes rentan un apartamento, una casa o un lugar donde vivir, en Toronto, o cualquier lugar del GTA, porque sienten que no pueden comprar y mucho menos pagar las hipotecas, pero si hacen cuentas, seguramente haciendo un pequeño esfuerzo para dar la cuota inicial, podrían adquirir su propiedad.

En promedio el arriendo de un lugar para una pequeña familia, puede estar costando entre 1.600 y 2.300 dólares en Toronto, (más de 20 mil dólares al año) con lo que se consigue un pequeño apartamento o una casa sin mucho lujo, y en zonas no muy buenas. Si la familia llegó hace 5 años, ya ha pagado alrededor de $100 mil dólares, una cifra nada despreciable, que quedó en otras manos y que sí se hubiera capitalizado hoy podría significar un buen ahorro, que se puede convertir en dinero contante y sonante en cualquier momento, cuando lo necesite, porque una vivienda se vende rápidamente.

La fortuna que una persona se gasta en arriendo perfectamente le habría servido para hacer su sueño una realidad de tener una casa en Canadá, en algunos casos hay que hacer un pequeño esfuerzo para pagar la cuota inicial, pero vale el esfuerzo y hay entidades bancarias que lo pueden ayudar, si logra una buena asesoría de agente de bienes raíces y tiene buen crédito.

Yo siempre he dicho “sí está pagando más de $1.400 dólares de renta, usted ya debería ser dueño de una casa”, y lo sigo sosteniendo, porque aun en el mercado inmobiliario en Canadá, existe muchas posibilidades, ofertas que se pueden conseguir, sin necesidad de adquirir una deuda que sobrepase lo que en este momento paga por un alquiler, con una satisfacción aún mejor, está pagando su propiedad.

Comprar una casa en cualquier parte del mundo, pero especialmente en Canadá y Toronto, donde pese a las fluctuaciones normales del mercado el precio siempre sube, hay que mirarlo siempre como el gran negocio que debe realizar cualquier persona y principalmente si es un inmigrante, porque este bien se convertirá en el futuro en el gran ahorro de su vida, que podrá utilizar en cualquier momento para iniciar una nueva vida en su país de origen, si algún día quiere regresar, o para seguir creciendo económicamente en este país, porque la propiedad le puede abrir las puertas a otros negocios, al ampliar su capital y por ende su capacidad de endeudamiento.

Por Lupe Ledesma / La Portada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here