El Gobierno de Estados Unidos, impulsado por su presidente Donald Trump, busca a toda costa detener el flujo de inmigrantes que llegan a este país en busca del famoso sueño americano que se ha convertido en pesadilla. En ese intento siguen surgiendo nuevas medidas, que afectan para bien o para mal a los inmigrantes que ya se encuentran tramitando su estatus legal. Aquí algunos de ellos.

NEW YORK.- De acuerdo a varios medios de información en Estados Unidos, que hacen seguimiento a las nuevas políticas migratorias de Donald Trump, y sus efectos sobre los extranjeros que ya se encuentran en este país, el Departamento de Seguridad Nacional en el cumplimiento de las leyes de inmigración, va a realizar varios cambios este año.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), tendrá nuevos protocolos en sus procesos, que afectan directamente a los inmigrantes legales en Estados Unidos y no solo en el aspecto punitivo. También se esbozaron políticas internas que ayudan a los ciudadanos extranjeros a obtener beneficios migratorios como la residencia permanente.

“Cada año, los beneficios de inmigración son alcanzables para muchas personas respetuosas de la ley que buscan legítimamente una mayor oportunidad, prosperidad y seguridad como nuevos miembros confiables de la sociedad”, dijo el portavoz de USCIS Michael Bars, al NH.

A continuación, AccesoMiami.com resume cinco cambios en las regulaciones de inmigración adoptadas en Estados Unidos el año pasado que impactarán las vidas de los inmigrantes en 2019:

Nuevas guías sobre deportaciones: Un protocolo relacionado con la emisión de citatorios o notificaciones de comparecencia (Notice to Appear o NTA) amplía la lista de motivos por los que una persona puede ser llamada a presentarse ante un juez de inmigración para iniciar su proceso de deportación. La normativa contempla deportar a inmigrantes legales si infringen las normas de los programas federales y estatales relacionados “con la recepción de prestaciones sociales”, si cometen fraude, actividad criminal o cuando a un solicitante se le niega un beneficio migratorio y, consecuentemente, pierde su estatus para permanecer en territorio estadounidense.
Negación de solicitudes sin emitir advertencias: Una normativa proporciona a los adjudicadores de USCIS una autoridad más amplia para emitir denegaciones de solicitudes de beneficios migratorios como green cards o renovaciones de visas sin tener que emitir previamente los acostumbrados avisos de Solicitud de Evidencia (RFE) o Notificación de Intención de Denegación (NOID).
Cambios en el examen médico para la residencia: Una actualización del manual de políticas afecta el examen médico y de vacunación mediante el cual se determina si el aspirante al estatus de residente permanente legal es admisible o no bajo criterios de salud pública. La nueva disposición maximiza la validez del Formulario I-693, donde se adjuntan los resultados de la prueba, al establecer que sea firmado por un médico autorizado como máximo dos meses antes de la fecha de presentación de la solicitud.
Demostrar residencia común con cónyuge para la ciudadanía: Una regla para inmigrantes casados con ciudadanos estadounidenses exige que la pareja demuestre residencia común, en unión marital, durante al menos tres años antes de presentar la solicitud de naturalización del cónyuge extranjero basada en el matrimonio.
Exención a la entrevista para la green card por matrimonio: Un memorando de políticas proporciona guías a los funcionarios de Inmigración sobre cuándo considerar una exención al requisito de la entrevista que se realiza para cancelar el estatus de residente condicional del cónyuge extranjero dos años después del matrimonio con un ciudadano americano. Los adjudicadores de USCIS ahora pueden eximir este requisito, que suele poner ansiosa a la pareja, si tienen evidencia suficiente sobre la buena fe del matrimonio, entre otros motivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here