Doscientos mil Salvadoreños serán deportados en Septiembre.

La administración Trump anunció el lunes que dará por terminados los permisos de residencia provisional de unos 200,000 salvadoreños que han vivido en el país desde al menos 2001, dejándolos a enfrentar la deportación.

La administración dijo que dará a los salvadoreños hasta el 9 de septiembre de 2019, para que salgan de los Estados Unidos o encuentren una forma de obtener una tarjeta verde, según un comunicado del Departamento de Seguridad Nacional. Después de que los terremotos azotaran el país en 2001, a los salvadoreños se les otorgó lo que se conoce como Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés), y sus permisos han sido renovados por 18 meses desde entonces.

El anuncio del lunes es el último paso de la administración para reducir el número de extranjeros que viven en Estados Unidos, al exprimir el flujo de inmigración legal e intensificar los esfuerzos para expulsar a quienes llegaron ilegalmente.

Los esfuerzos abarcan casi todas las facetas del sistema de inmigración estadounidense. Las detenciones por agentes de inmigración han aumentado un 40 por ciento. Trump ha recortado el número de refugiados aceptados por Estados Unidos al nivel más bajo desde 1980. Y la semana pasada su administración envió a los legisladores un plan de $ 18 mil millones para la primera fase de un muro fronterizo de México.

Los 200,000 salvadoreños están entre los cerca de 1 millón de inmigrantes cuyas vidas en los Estados Unidos han sido revocadas y puestas en fecha límite bajo el presidente Trump. El grupo más grande, cerca de 700,000 inmigrantes indocumentados que estaban protegidos bajo el programa de acción diferida para la llegada de la infancia de Obama (DACA), comenzarán a perder sus permisos de trabajo temporal en marzo a razón de casi 1,000 por día.
2:00
¿Qué significa el estado de protección temporal (TPS)?

DHS anunció el 8 de enero que pondrá fin al estatus de inmigración protegida para aproximadamente 200,000 migrantes de El Salvador. Esto es lo que necesita saber sobre TPS. (Melissa Macaya, Claritza Jimenez / The Washington Post)

Los demócratas y los grupos de derechos de los inmigrantes denunciaron la decisión TPS de la administración Trump, que caracterizaron como otro ataque a la tradición humanitaria de los Estados Unidos hacia los inmigrantes y refugiados. El lunes, sin embargo, los funcionarios del DHS se resistieron a las sugerencias de que la decisión del secretario Kirstjen Nielsen era parte de una agenda antiinmigrante más amplia. Lo describieron en términos legales más restringidos, como un reconocimiento de que las condiciones en El Salvador han mejorado lo suficiente ya que los terremotos ya no garantizan la designación de TPS.

“Sobre la base de una cuidadosa consideración de la información disponible, incluidas las recomendaciones recibidas como parte de un proceso de consulta interinstitucional, el Secretario determinó que las condiciones originales causadas por los terremotos de 2001 ya no existen”, se lee en el comunicado del DHS.

La declaración señaló que el gobierno de Estados Unidos ha deportado a más de 39,000 salvadoreños en los últimos dos años, demostrando, dijo, “que la incapacidad temporal de El Salvador para regresar adecuadamente a sus ciudadanos después del terremoto se ha abordado”.

Nielsen se reunió recientemente con el canciller de El Salvador y habló con el presidente Salvador Sánchez Cerén, según el DHS.

[Cómo Trump está construyendo un muro fronterizo que nadie puede ver]

En total, dijeron funcionarios del DHS, a 262,500 salvadoreños se les han otorgado permisos TPS, pero cálculos recientes indican que cerca de 200,000 personas con ese estatus residen en los Estados Unidos.

Defensores de los inmigrantes, funcionarios del gobierno salvadoreño y otros imploraron a Nielsen que extienda la designación de TPS, citando la violencia de las pandillas en el país y el efecto potencialmente desestabilizador de tantas personas enviadas a casa. La tasa de homicidios de El Salvador – 108 por cada 100,000 personas en 2015 – fue la más alta del mundo para un país que no está en guerra, según muestran los datos más recientes de la ONU.

Otros instaron a Nielsen a considerar los aproximadamente 190,000 hijos nacidos en Estados Unidos de receptores salvadoreños de TPS. Sus padres ahora deben decidir si separar a sus familias, llevar a sus hijos a El Salvador o quedarse en los Estados Unidos y arriesgarse a la deportación.

Altos funcionarios del DHS dijeron a los periodistas el lunes que los padres salvadoreños tendrían que tomar esa decisión. “No vamos a involucrarnos en la decisión de una familia individual”, dijo el funcionario, a quien la agencia no permitió citar por su nombre.

El impacto económico potencial en las empresas y negocios estadounidenses tampoco fue un factor, dijeron los funcionarios. Los alcaldes de Houston, Los Ángeles y otras ciudades con un gran número de salvadoreños habían instado a Nielsen a tener en cuenta las contribuciones más amplias de los beneficiarios de TPS, un tercio de los cuales son propietarios de viviendas de los EE. UU., Según encuestas recientes.

“Solo el Congreso puede legislar una solución permanente que aborde la falta de un estatus migratorio legal duradero de aquellos actualmente protegidos por TPS que han vivido y trabajado en los Estados Unidos por muchos años”, se lee en el comunicado del DHS del lunes. “La terminación retrasada de 18 meses le dará tiempo al Congreso para diseñar una posible solución legislativa”.

[‘Considero que este es mi país’: los salvadoreños en los EE. UU. Devastados por la decisión del TPS]

Traducido de Ingles al Español.

Raised in the neighborhood "Las Cañitas" Santo Domingo R.D. today Canadian citizen for more than 20 years, In 1999 discover the need of a place where people from our Dominican community can gather and share valuable information to grow together. "Communication is the key to strengthen all relationships". -Samyprez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here