Puerto Rico bajo aviso de huracán

Puerto Rico fue puesto bajo aviso de huracán, ante el riesgo inminente de que sea impactado por el ciclón Irma, un fenómeno categoría cuatro que anoche se desplazaba hacia la zona con vientos sostenidos de 140 millas por hora.

El boletín de las 11:00 p.m. del Centro Nacional de Huracanes ubicaba a Irma en la latitud 16.7 grados norte y longitud 55.6 grados oeste, con un movimiento de traslación al suroeste de 13 millas por hora.

El aviso significa que existe un peligro inminente de que el fenómeno impacte en forma directa o con parte de sus bandas de vientos a la Isla.

Ayer, el gobernador Ricardo Rosselló declaró a Puerto Rico en estado de emergencia, ante la trayectoria de Irma, que se proyecta llegue al área entre mañana y el jueves. Rosselló visitó ayer mismo las comunidades de la zona metropolitana más vulnerables, por su proximidad a los cuerpos de agua, tales como La Perla, en San Juan; y los sectores Los Pizarro, Villa Santos y Miñi Miñi, en Loíza, a cuyos residentes orientó a utilizar los refugios que abrirán a partir de mañana.

La capital y todos los municipios del noreste de Puerto Rico, incluyendo las islas municipios de Vieques y Culebra, están en mayor riesgo de experimentar vientos de tormenta tropical y ráfagas de huracán, ante la llegada del evento atmosférico, según el Servicio Nacional de Meteorología.

El director de ese organismo, Roberto García, comentó que el sistema se ha seguido intensificado hasta alcanzar una velocidad de 120 millas por hora.

“Es bien importante que sigamos monitoreando este sistema, porque cualquier desvío hacia la izquierda de este movimiento, podría traer todavía condiciones más severas”, advirtió García.

Se pronostica que Irma podría provocar entre tres a seis pulgadas de lluvia, con cantidades aisladas de hasta diez pulgadas en la región montañosa; y oleaje rompiente a veinte pies en la costa este.

Toman medidas preventivas

Rosselló activó a la Guardia Nacional para asistir en las labores de preparación y atención a la emergencia, mientras la Administración Federal de Emergencias (FEMA) activó al ejército estadounidense y avisó a dos buques de la armada estadounidense, que se encuentran estacionados en Guantánamo, Cuba, y que zarparían a Puerto Rico, para que provean helicópteros que asistan en labores de rescate. También proveerían un hospital con camas y personal médico y paramédico.

Como prevención, el gobernador anunció la suspensión de clases para todos los estudiantes y universitarios de educación pública, mientras que los empleados gubernamentales trabajarán solo hasta el mediodía. “Nuestra prioridad es que el pueblo de Puerto Rico esté seguro, que tenga el tiempo de prepararse… Esto puede estar impactando a Puerto Rico un poco después del mediodía del miércoles, pero este sistema en particular ha tenido bastante varianza y nosotros no queremos correr el riesgo”, comentó Rosselló en una rueda de prensa en las oficinas de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (Aemead), en Caguas.

Se suspendieron, además, los viajes de la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM) a las islas-municipios de Vieques y Culebra. El secretario de Transportación y Obras Públicas, Carlos Contreras, aseguró que el último viaje programado para las 3 p.m. de ayer, era suficiente para traer de regreso a turistas y demás personas a Fajardo. “No vamos a dejar personas varadas en ninguna de las islas municipios”, recalcó.

Activan los refugios

A 24 horas de los vientos de tormenta tropical o huracán, hoy se activarán los 427 refugios y comenzarán las órdenes de desalojo de los municipios. “Las consecuencias de no hacer el desalojo es que vamos a encontrar personas muertas… El éxito del manejo de emergencias es prevenir la pérdida de vidas y de eso depende el caso que haga la ciudadanía a las órdenes de desalojo de los municipios”, dijo el director de Aemead, Abner Gómez.

Ayer se hacía inspección de los 1,300 generadores y de otra infraestructura de las autoridades de Acueductos y Alcantarillado (AAA) y Energía Eléctrica (AEE). En ese proceso fueron identificadas áreas de mayor vulnerabilidad.

El director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, dijo que le preocupaba la proliferación del hurto de energía, en particular una modalidad donde la planta podría estar conectada al sistema eléctrico. “Mi llamado es a aquellas personas que desafortunadamente han decidido hacer hurto de energía eléctrica, que no se les ocurra poner una planta, porque de afectar la vida de un empleado nuestro, van a haber cargos criminales”, advirtió.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here