Polémica en Canadá: una mujer exige que a su hijo lo atienda un “médico blanco”

La mujer se mostró categórica al irrumpir en la instalación médica: quería que un médico blanco tratara a su hijo, no uno que tuviera la tez oscura o hablara con acento.

“¿Me estás diciendo que mi hijo con dolor en el pecho tiene que sentarse a esperar hasta las 4 de la tarde?”, le cuestionó la madre a una empleada de una clínica en Mississauga, Ontario. “¿Puedo ver a un médico que sea blanco, que no tenga dientes oscuros y que hable inglés, por favor?”.

La empleada respondió que la clínica no podía convocar de pronto a un pediatra caucásico. Pero la enojada madre se mostró inquebrantable.

“¿Me estás diciendo que no hay un doctor blanco en todo el edificio?”, siguió preguntando la mujer. “Bueno, ¿cuál tienes más cerca que hable inglés? Debería matarme por ser blanca en este país. Mi hijo no es blanco, pero podemos hacer que quien lo vea al menos hable inglés?”

El incidente, ocurrido en la tarde del domingo 18, fue grabado por un inmigrante, según HuffPost Canadá, que esperaba ser atendido en Rapid Access to Medical Specialists, clínica de consultas especializadas que no requieren cita previa ubicada en el sur de Ontario, cerca de Toronto.

“No podía dejar de grabar”, aseguró Hitesh Bhardwaj a la Canadian Broadcasting Corporation. “Esto es malo e inapropiado y no debe pasar desapercibido. No puedo parar de pensar en ello. El episodio se repite en mi cabeza una y otra vez. Estoy muy molesto, ni siquiera puedo aclarar mis emociones”.

La primera ministra Kathleen Wynne, líder del Partido Liberal de Ontario, calificó el video de “perturbador” y dijo que planteaba preguntas sobre qué tan lejos ha llegado Canadá en el logro de la integración racial.

“Todos deberíamos estar alarmados”, aseguró Wynne. “Si no estamos sorprendidos, este es un problema real. En ocasiones hacemos suposiciones sobre cuán lejos hemos llegado para ser una sociedad inclusiva, pero cuando ocurre algo así, tenemos que mirar atrás y preguntarnos ¿que está pasando?”.

Nadia Alam, la presidenta de la Asociación Médica de Ontario, expresó que la hostilidad mostrada por la mujer fue extrema, pero en su opinión no era rara.

“Lo he visto en la escuela de medicina y durante mi periodo de residencia. En mi práctica lo veo de vez en cuando”, confesó Alam a CBC. “En ocasiones es abiertamente como cuando dicen: ‘No voy a verte porque tienes piel oscura o acento. Quiero ver a otra persona”.

“Aunque pienses que eres canadiense, que este es tu país, y que aquí es donde perteneces. Cuando alguien te acusa o te trata de este modo, te sientes como un extranjero”.

La policía reveló que el pasado domingo les avisaron de un disturbio en una clínica. El agente Mark Fischer aseguró a CTV News que una mujer en la clínica era “verbalmente agresiva” al exigir un médico blanco.

“No se probó la comisión de delitos, ni la posibilidad de que se estuviera en proceso de cometer uno”, por lo que el caso fue cerrado, dijo Fischer a CTV.

La policía aclaró que el niño fue tratado por un médico de Rapid Access to Medical Specialists (RAMS). Los funcionarios de la clínica emitieron una nota de prensa diciendo: “La clínica está orgullosa de la calidad de la atención médica proporcionada”.

Según un censo canadiense, más de la mitad de los 700.000 residentes de Mississauga pertenecen a minorías étnicas, y más del 20% proceden del sur de Asia.

En el video se aprecia la amabilidad con la que el personal del lugar trató a la violenta mujer. Por su parte, las personas que estaban en la sala de espera no pudieron aguantarse y le dijeron que fuera a otra instalación si no le gustaba el color de los doctores.

La madre no ha sido identificada todavía, aunque CTV News informó que “dos mujeres que eran amigas de ella hasta hace unos meses, de inmediato la reconocieron al ver el video”. La cadena señaló que la mujer “no respondió cuando se le pidió un comentario”.

“¿Me estás diciendo que no hay un doctor blanco en todo el edificio?”, siguió preguntando la mujer. “Bueno, ¿cuál tienes más cerca que hable inglés?”

Un profesor de sociología de la Universidad Ryerson, en Toronto, explicó que “el racismo cotidiano” está “comenzando a resurgir” en Canadá.

“Creo que las personas sienten que ahora hay más espacio para cuestionar cosas como quiénes tienen posiciones de poder o quiénes consiguen ciertos trabajos”, precisó Cheryl Teelucksingh.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here