Las películas y las series infantiles imperdibles en vacaciones de invierno

Como cada año para esta época, los cines se inundan de cintas animadas y familiares. Las opciones son muchas y muy variadas y las entradas costosas, por lo que hay que tener muy en claro en dónde invertir el dinero para que la experiencia fílmica sea feliz.

Los estudios PIXAR/Disney ofrecen Buscando a Dory, secuela del clásico Buscando a Nemo, un filme con personajes queribles y conocidos ideal para espectadores muy pequeños y padres nostálgicos.

FOX también acaba de estrenar una secuela animada, en esta caso la quinta entrega de La Era de Hielo, una película que apela a una fórmula ya probada y que en el país tiene legiones de fanáticos entre la audiencia más menuda.

Una historia original, es la que plantea La Vida secreta de tus mascotas. De los creadores de MINIONS, llega este dibujo que muestra cómo se comportan los animales cuando sus dueños no están en casa.

Para los que prefieran el cine “live action”, las opciones son muchas, desde la nueva versión de Cazafantasmas, una comedia con efectos y sustos ideal para chicos de más de 10, hasta la nueva producción de Spielberg, Mi buen amigo Gigante, el mejor cuento de hadas y aventuras de estas vacaciones.

Para los preadolescentes y amantes de los videojuegos, una buena idea es ir a ver la versión fílmica de Warcraft, que combina mitología, efectos y aventuras medievales.

Y aquellos que busquen una superproducción de Hollywood, con actores reales, el gran estreno de estos días es La Leyenda de Tarzán, una nueva recreación del mito del “hombre mono” rodada en escenarios sorprendentes y con un alucinantes 3D.

Si la opción es quedarse en casa, la oferta es inmensa. Dentro de las series animadas, una buena elección es ver Gravity Falls, un show de dibujos con dos gemelos que investigan fenómenos paranormales y casos de misterio, una especie de Scooby Doo en clave moderna que emite Disney Channel.

En Nickelodeon se puede disfrutar una serie juvenil que parodia el mundo de las bandas de músicos de laboratorio. Se trata de Big Time Rush, un programa con buenos guiones, bien actuado y con una banda de sonido muy pegadiza.

En Cartoon Network, una serie muy original es El maravilloso mundo de Gumball, rodada fusionando animación con elementos reales y que sigue a un gato enamoradizo muy revoltoso pero de buen corazón.

Para adolescentes y no tanto, o para todos aquellos que gusten de los personajes de cuentos clásicos, una serie imperdible que ya lleva varias temporadas es Grimm, con un detective que puede reconocer a criaturas mitológicas pululando en la actualidad. Se emite por Universal Channel.

Y en el canal SyFy se puede encontrar la serie británica de culto Dr. Who, un show de ciencia ficción muy adictivo con viajes en el tiempo, monstruos y misterio.

En la sección KIDS de NETFLIX, la filmoteca es variada y completa. En el caso de los filmes se encuentran algunos modernos como HOME: No hay lugar como el hogar, que presenta la historia de Oh, un divertido extraterrestre perdido en la Tierra y su relación con una niña humana.

U otros más antiguos, pero igual de imperdibles como Coraline y la puerta secreta, una película rodada con la técnica de la animación cuadro a cuadro con una estética gótica, en la línea de los filmes de Tim Burton.

Igual de interesantes y entretenidas son Ralph, el Demoledor, un homenaje de Disney a los fichines de los ’80; la divertida Gnomeo y Julieta, que es una versión del clásico de Shakespeare pero con enanos de jardin y música de Elton John, o El origen de los guardianes, una producción de Dreamworks en la que Santa Claus, el conejo de Pascua, el hada de los dientes y el hombre de arena se unen para combatir al Cuco.

En todo caso, sentarse frente a la pantalla (la grande o la catódica) con niños, familia y mascotas, con un buen balde de pochoclos, siempre, es un buen programa.

Alexis Puig

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here