Ejercitarse durante el embarazo

Santo Domigo.- La noticia de un embarazo puede ser dulcemente abrumadora. Estás consciente de que tu cuerpo presentará cambios que no podrás evitar y que junto a ellos deberás ir ajustando todo tu entorno para que de alguna forma fluyan.

Alegrías, miedos e inseguridades se hacen presente en todas tus decisiones, por lo que dejas de hacer ciertas cosas que consideras inapropiadas o arriesgadas, siendo el ejercicio una de ellas.

Si quedas embarazada haciendo alguna actividad física, podrás continuar haciéndola sin ningún problema, a menos que tu médico te diga lo contrario.

Ciertos entrenamientos pueden catalogarse como de alto riesgo, si implican el uso de equipo pesado o movimientos que requieran de mayor fuerza o balance, por lo que es necesario consultar con tu doctor tan pronto tengas el resultado positivo en tus manos.

Mantenerte en buena condición física durante el embarazo tiene muchos beneficios:

Reduces los dolores de espalda, estreñimiento e hinchazón
Una rutina diaria o interdiaria con pesas ayuda a fortalecer los músculos y te da más resistencia para contrarrestar el peso que cargarás, además de contribuir a tener una mejor postura. Ejercitar los brazos resultará necesario una vez que el bebé nazca.

Mantener una buena circulación con movimientos coordinados evita la sensación de estar hinchada todo el tiempo y facilita el proceso de digestión de los alimentos.

Mejoras tu estado de ánimo, aumenta la energía y previene la depresión posparto.

Asistir a un centro “fitness” mientras estás embarazada tiene muchos beneficios positivos en el humor. Tener la oportunidad de compartir con otras mujeres en el mismo estado puede hacer el proceso más grato.

Cuando haces algún tipo de actividad física produces endorfinas o serotoninas llamadas hormonas de la felicidad; éstas a su vez te proporcionarán energía y buena actitud para continuar el día.

Labor de parto se hace más fácil y corta
Si está en tus planes tener a tu bebé de forma natural debes tener en cuenta este beneficio. Cuando tienes un abdomen fortalecido y una buena resistencia cardiovascular te sentirás más fuerte a la hora de dar a luz. La Labor de parto puede ser muy agotadora y dolorosa, pero está comprobado que si tienes una condición física saludable se facilitará grandemente.

Te mantendrás en peso
No es secreto que durante esos nueve meses te antojas de todo y que hasta el aire te engorda, por lo que una forma natural de controlar esas libras de más es manteniéndote activa.

La alimentación balanceada juega un rol importante como siempre, pero si logras el balance entre la cantidad y calidad de alimentos que ingieres y la frecuencia de entrenamientos a la semana, podrás recuperar tu figura anterior con menos sacrificios y mucho más rapidez.

Reducirás el riesgo de contraer diabetes gestacional
Este tipo de diabetes puede presentarse en tu embarazo cuando tu cuerpo no puede producir la insulina de forma eficiente. Si bien es cierto que comer saludable es importante, mantener una actividad física regular puede contribuir también a la prevención de esta enfermedad.

Una vez decides iniciar algún programa de entrenamiento debes tomar en cuenta la intensidad del mismo y no tanto la frecuencia o el tiempo. Aunque es totalmente recomendable para tu salud mantenerte activa, durante tu embarazo no es un buen momento para probar esa clase de kickboxing que tanto has querido tomar. Debes tener cuidado de entrenar en lugares seguros donde no corras el riesgo de tropezarte. Actualmente muchos de los gimnasios o centros “fitness” especializados poseen programas exclusivos para embarazadas. Entre las clases más populares están:

Aeróbicos en el agua
Este tipo de actividad ayuda a fortalecer los brazos y las piernas mientras te sientes ligera y segura dentro del agua. Representa una forma efectiva de entrenar cuando se trata de liberar presión en las rodillas o tobillos.

Pilates para embarazadas
Con este programa fortalecemos la espalda y abdomen. Uno de los problemas más comunes de las embarazadas es el dolor de espalda debido a la mala postura, producto del peso que se carga. Cuando ejercitamos los músculos alrededor de la barriga creamos una faja natural que servirá de soporte durante y después del embarazo.

Yoga prenatal
Nos ayuda a mantenernos flexibles y a fortalecer nuestro cuerpo. Una de las grandes ventajas de este entrenamiento y del pilates es que no ejercen ningún tipo de impacto en las articulaciones.

Entrenamientos con pesas
Tomando en cuenta las medidas de seguridad y con un entrenador con experiencia podrás hacer rutinas con pesas durante todo tu embarazo. Tener los músculos fortalecidos ayudarán al cuerpo a recuperar su estado inicial en poco tiempo.

Zumba Gold
Si te gusta bailar puedes optar por este programa de ejercicio. La Zumba Gold está diseñada para una población especial en la que se enlistan las embarazadas, pero si ya asistes a una clase regular, podrás seguirlo haciendo siempre y cuando estés consciente de tu condición.

DAFNEE DE FRÍAS.
ENTRENADORA CERTIFICADA EN CLASES GRUPALES.
Instagram: @dafneedefrias
Snapchat: @dafneedefrias
Facebook: Dafnee De Frias

Fuente periodico listin diario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here