El escocés John Logie Baird, inventor de la televisión, un héroe de nuestro tiempo

Baird fue el primero que concibió la posibilidad de transmitir imágenes a distancia lo cual para muchos era una locura. Hoy ocupa el 44 lugar entre los 100 británicos más ilustres de la historia

El pionero de la televisión John Logie Baird nació el 13 de agosto 1888 en The Lodge, 121 West Argyle Street, Helensburgh. Era el más joven de los cuatro hijos del reverendo John Baird, ministro de la Iglesia Parroquial West, y su esposa, Jessie Morrison Inglis.

Entre 1893 y 1906, Baird asistió a la escuela Larchfield (ahora parte de Lomond School) a los 11 años y pronto fue admitido en un curso de ingeniería eléctrica en la Glasgow y el Oeste del Technical College. Estudiaba en la Universidad de Glasgow pero su carrera se vio interrumpida por la Guerra Europea (1914-18) y nunca regresó para graduarse. Se alistó para ir a luchar a Francia contra los alemanes pero no pasó el examen médico y fue declarado no apto para el servicio.

Logie Baird había demostrado un gran interés en la ciencia y la tecnología desde una edad temprana. En la escuela diseñó un una cámara eléctrica a control remoto, instalada en el albergue y también construyó un planeador.

baird--510x286

El desarrollo de la televisión fue el fruto del trabajo de muchos inventores, entre ellos Baird, el auténtico pionero que realizó los avances más importantes en ese campo. En particular, en Gran Bretaña, muchos historiadores acreditan a Baird haber sido el primer inventor de televisión práctica del mundo, en producir en vivo, en movimiento, una imagen de televisión con escala de grises una imagen de televisión. Baird logró lo que otros inventores fracasaron, todo lo cual lo demostró públicamente. Esa primera fotografía conocida de una imagen en movimiento en un “televisor” hace historia. Apareció en la pantalla de un aparato de Baird, hacia el año 1926. Fue el que logró la primera televisión en color de tubo totalmente electrónica. Gracias a una célula fotoeléctrica logró asimismo mejorar la señal de la célula fotoeléctrica y el amplificador de vídeo.

Aunque su sistema de televisión fue desplazado por el electromecánico, Baird merece sin duda el título de “el padre de la TV”

Aparece en muchos libros y bibliotecas como “el padre de la televisión”. Aunque el sistema electromecánico de Baird fue desplazado eventualmente por los sistemas puramente electrónicos (como los de Vladimir Zworykin, Marconi-EMI, y Philo Farnsworth ), los primeros éxitos de Baird en las emisiones de televisión de trabajo y su color y trabajo en televisión cine le acreditan un lugar prominente en la invención de la televisión.

Dedicó muchos años de su vida a la investigación, estudiando cómo transmitir imágenes a distancia, entre otras cosas, logrando Incluso crear una red de telefonía básica con sus amigos. Uno de ellos, Jack Buchanan, que había de convertirse en una estrella del escenario y la pantalla, que le brindó respaldo financiero para el desarrollo de la televisión. Al parecer el joven John comenzó a interesarse en la televisión en 1903 tras la lectura de un libro alemán sobre las propiedades fotoeléctricas de selenio.

Pero entre 1902 y 1907, Arthur Korn había inventado y construido los primeros circuitos de acondicionamiento de señal y había tenido éxito en la transmisión de imágenes. Los circuitos superaron el efecto de retardo de imagen-que es la destrucción de parte de fotocélulas de selenio. El circuito de compensación de Korn le permitió enviar imágenes fijas por teléfono o inalámbricas entre países y aun más allá de los mares, mientras que su circuito operaba sin ayuda de amplificación electrónica. El éxito de Korn en la transmisión de medios tonos imágenes fijas sugirieron que dichos circuitos de compensación pueden trabajar en la televisión. Baird fue quien más se benefició de la investigación y el éxito de Korn, a quien siempre se mostró agradecido por la ayuda.

En sus primeros intentos de desarrollar un sistema de televisión de trabajo, Baird experimentó con el disco de Nipkow. Paul Nipkow había inventado este sistema de disco de exploración en 1884. Albert Abramson historiador de la Televisión llama a la patente de Nipkow “la patente de un maestro de televisión”

El trabajo de Nipkow es importante porque Baird y muchos otros decidieron convertirlo en un medio de difusión.

En 1914 john Logie Baird fue admitido como miembro asociado de la universidad y luego asistió a la Universidad de Glasgow como estudiante de licenciatura final, pero se retiró en marzo 1915. En 1916, obtuvo un puesto como ingeniero superintendente con el Clyde Valley Electrical Power Company, pero en 1918 renunció para seguir, a tiempo completo, desarrollando sus ideas empresariales.

Baird tenía un don especial para la comercialización y demostraba un espíritu emprendedor nato. Durante los años 1917 a 1922 vendió-en diferentes períodos de sus días de Glasgow, y en las Indias Occidentales para

luego dedicarse a la fabricación de calcetines. No era un fabricante común, ya que su capacidad inventiva le hizo desarrollar unos calcetines químicamente impermeables a la humedad.

Comerció con objetos como arrancauñas, perfume sólido, miel, fertilizantes, fibra de coco, y jabón. Su mayor aventura durante este período fue cuando se embarcó rumbo a Puerto España, Trinidad, en noviembre de 1919. Dándose cuenta de que la isla era rica en cítricos y azúcar, instaló una fábrica de mermelada, pero encontró dificultades para hacer frente a los insectos y contrajo fiebres. Regresó a Gran Bretaña en septiembre de 1920 y regresó con sus ideas a Inglaterra y con serios problemas de salud.

La década de los 20, el germen de una idea brillante pero loca entonces, ”ver la imagen a distancia”

En esa década del 20, un inventor solitario tuvo el germen de una idea brillante, que llevaría a adquirir una trascendencia insospechada. Porque la televisión, objetivos de los desvelos de John Logie Baird, cambió la vida de la humanidad, rompió con los esquemas de límites entre países y quebró el concepto del tiempo en las comunicaciones, la información y la cultura del mundo entero.

En 1923, John Logie Baird enfermo llegó a Hastings, alojarse en 21 Linton Crescent, Hastings, en la costa sur de Inglaterra y más tarde alquiló un taller en la reina de Arcade en la ciudad. Baird construyó lo que iba a convertirse en la primera televisión de trabajo del mundo. Mientras que en Hastings, Baird comenzó a estudiar los problemas de transmisión y recepción de señales visuales, es decir, la televisión. Mientras convalecía de su enfermedad empezó a trabajar en su proyecto de televisión. Fue entonces cuando alcanzó los primeros resultados prácticos

Había muy pocos recursos financieros y técnicos. Impávido se dedicó a su tarea, alquiló un ático y empezó a reunir una gama de materiales que a primera vista parecía bastante normal – una vieja caja de sombreros, un par de tijeras, agujas de zurcir, unos faros de bicicleta, una caja de té utilizado, lacre y pegamento que tuvo que comprar.

Aunque disponía de muy pocos medios técnicos era posible encontrar a John Baird a cualquier hora en una pequeña habitación de su casa en Hastings, Inglaterra, haciendo girar pacientemente un disco de cartón ante un haz de luz. Solía observar cuidadosamente los dibujos luminosos producidos por su equipo casero, hasta que un día de 1924 vio que el haz trazaba el borroso perfil de una cruz de malta.

Poco después se trasladó a Londres en busca de fondos para perfeccionar sus ideas, pero como tantos otros inventores, encontró escaso apoyo y poco aliento.

En febrero de 1924, demostró que en los tiempos de la radio una televisión de sistema analógico semi-mecánica era posible gracias a la transmisión de imágenes de siluetas móviles. En julio del mismo año, recibió una descarga eléctrica de 1.000 voltios, pero sobrevivió auque con una mano quemada. El propietario del ático el señor Tree, le pidió lo dejara de inmediato y Baird tuvo que trasladarse a las habitaciones superiores de un piso de Soho, Londres, donde hizo grandes progresos técnicos.

Pero aún en esas condiciones, en 1924 logró un importante hito cuando consiguió transmitir una imagen a una distancia de tres metros. El siguiente mes de abril de 1925 Baird fue capaz de mostrar, en público, en los almacenes Selfridges de Oxford Street, la primera transmisión de imágenes de silueta en movimiento por televisión en series de tres por semana, comenzando el 25 de marzo 1925.

Baird siguió adelante con sus experimentos durante los meses siguientes con la transmisión de la primera imagen de la televisión real, de la cabeza de madera pintada de un muñeco de ventrílocuo conocido como Bill Stooky. Esto fue un gran avance, porque las imágenes reproducían luces y sombras (medios tonos), haciéndolos mucho más claras. El 2 de octubre 1925, en el taller de Baird en Frith Street, Soho, Baird bajó dos o tres pisos y fue a buscar a William Edward Taynton un empleado de oficina, de 20 años de edad, para ver com se veía un rostro humano convirtiendose Taynton en la primera persona en ser televisado en una gama tonal completa. Al muchacho le pagó dos chelines y seis peniques por soportar las luces abrasadoras entonces necesarios para conseguir una imagen eficaz.

Sin embargo, no se desanimó. Instaló un laboratorio en el barrio Soho y en 1926 hizo una demostración pública de su invento en la Royal Institution de Gran Bretaña. Gracias a ello por fin pudo conseguir ayuda, pero otros estaban en lo mismo le pisaban ya los talones.sobre todo el norteamericano Valdimir Zworkin, quien había perfeccionado un método electrónico para transmisión y recepción de imágenes. A la postre éste demostraría ser más fiable que el dispositivo mecánico de Baird.

El año siguiente, él instituyó la Baird Televisión Development Company. Durante esa época se dedicó a estudiar noctavisión en color y televisión estereoscópica.

“Un enajenado mental con una navaja”, esa era la idea que se hacían algunos periodistas de los pioneros de la televisión

Buscando publicidad, Baird visitó el periódico Daily Express para promocionar su invento. El editor de noticias estaba tan aterrorizado que según citó uno de sus colaboradores gritó diciendo: “¡Por el amor de Dios, vayan a Recepción y desháganse de un tío loco que viene diciendo que tiene una máquina para reproducir figuras humanas de forma inalámbrica.!! Tengan cuidado que puede tener una navaja y hacer un corte a cualquiera!!.

El 26 de enero 1926, Baird repitió la transmisión para los miembros de la Royal Institution y un reportero de The Times le visitó en su laboratorio en 22 Frith Street de Soho, popular barrio de Londres. Para entonces, había mejorado la velocidad de barrido llegando a 12, 5 imágenes por segundo. Era la primera demostración de un sistema de televisión que podía transmitir imágenes en movimiento en directo con graduación de tono. Las imágenes sólo medían 3, 5 x 2 pulgadas (8, 90cm x 5 cm) Aunque la imagen no era nítida como las de hoy, era totalmente válida.

Einstein, un apasionado de sus colegas inventores e innovadores admiraba profundamente a Baird

En 1927 volvió a transmitir una imagen a través del cable telefónico entre Glasgow y Londres.

Este destacado logro fue considerado como la primera demostración del mundo de la televisión – la posibilidad de “ver a distancia”- que se había anunciado como un invento del futuro en 1878 pero había eludido a los inventores de todo el mundo.

Baird, respaldado por una gran variedad de partidarios, incluyendo Jack Buchanan, amigo de la infancia de Helensburgh, se dedicó a la creación de empresas para comercializar formalmente y producir sus inventos. Television Ltd se registró en junio 1925, y la Baird Television Development Company Ltd fue establecida en abril de 1927, con Baird International Television Ltd se lanzó en junio 1928. Baird intentó considerar y anticipar cada posible aplicación de la televisión y solicitó la protección de patentes para muchas ideas. Durante su vida, sacó 178 patentes. Las demostraciones exitosas de Baird estaban destinadas a recaudar dinero y conseguir inversionistas, contratar un equipo de ingenieros. Que le ayudaran y lograr una instalación mucho más grande que se situó en Long Acre, Londres.

Cuando Baird inauguró su estudio de Londres persuadió a una de las más populares estrellas de Gran Bretaña, la cantante Gracie Fields, para que apareciera en su diminuta pantalla, en el primer programa experimental. Como no podían transmitir al mismo tiempo las imágenes y el sonido, los espectadores vieron primero el rostro de una silenciosa cantante y, unos pocos minutos después, oyeron su voz frente a una pantalla vacía.

Ese año 1928, llevó una imagen de Londres a Nueva York a través de señales de radio, con una pequeña emisora a bordo de un transatlántico, la nave “Berengaria”, que cruzaba el Atlántico. En 1928 pudo transmitir con éxito imágenes televisadas de Londres a Nueva York. En 1929 ideó un sistema de barrido de imagen de 240 líneas (la primera imagen retransmitida era de sólo 25 líneas) para conseguir que fuera de mejor calidad y más nítida.

Así consiguió obtener un acuerdo a regañadientes de la BBC que le permitía transmitir emisiones regulares, aunque sólo en un ancho de banda menor a la ideal, y sólo muy tarde por la noche. Sir John Reith, director de la BBC, creía que la televisión era una “pérdida de tiempo”, y concedió un servicio limitado puramente experimental. Sin embargo, con el apoyo del gobierno, la empresa de Baird finalmente obtuvo licencia para emitir regularmente, y se inició la venta de receptores, conocidos como “televisors.” El televisor se vendió por 18 libras. Estos llegaron montados o como un kit menos costosa, e incluían un formulario de solicitud de licencia (British Broadcasting).

Durante este período, Baird, demostró baja definición noctovision, televisión diurna, televisión en color, televisión estereoscópica, phonovision (la grabación del sonido y de la imagen en un disco de gramófono), gran pantalla de televisión, y la televisión de zona. El 30 de septiembre 1929, la British Broadcasting Corporation transmitió, mediante el sistema de 30 líneas Baird, su primera emisión de televisión experimental. Algunos hitos notables durante este período, incluyeron la representación de la obra de Pirandello, “El hombre con una flor en la boca”, con 30 minutos de duración y un reparto de tres personas. En esos años, la televisión, como medio de esparcimiento, iniciaba su camino de invadir nuestra vida.

El Derby de Epsom fue transmitido en vivo en junio de 1931. Por último, la BBC comenzó a tomar en serio la televisión, y el 22 de agosto 1932, la BBC inició un servicio de televisión regular desde el sótano estudio de BB en la nueva casa de la difusión mediante el sistema de Baird, aunque 30 líneas aún en fase experimental y aún de baja definición.

A bordo de un trasatlántico, Baird une a Londres con Nueva York en imágenes, por primera vez en la historia

En 1928 pudo transmitir con éxito imágenes televisadas de Londres a Nueva York a la nave “Berengaria”, que cruzaba el Atlántico. Baird logró poner en marcha la primera emisión regular de televisión en 1929, en los estudios de la BBC de Londres empleando el sistema de Baird, que continuó hasta 1934. Entretanto el inventor había puesto su receptor al mercado.

En 1929 la Oficina Central de Correos de Alemania respalda el sistema mecánico de la televisión de Baird sobre el sistema electrónico. Es el triunfo a sus esfuerzos.

Su siguiente interés se centró en la televisión en pantalla grande, para lo cual ofreció una sesión pública en el Coliseum de Londres. No obstante, cuando en 1936 la London Televisión Station fue inaugurada, las transmisiones por el sistema Baird se alteraron con las del sistema Marconi-Emi-, totalmente electrónico, y después de un período de estudio en que se compararon ambos sistemas, el de Baird fue abandonado.

Pero él siguió trabajando en su proyecto de color en pantalla grande y con tal objetivo formó su propia compañía para producir receptores caseros de televisión. La televisión era ya casi un medio que imponía modelos de comportamiento social, conformaba opiniones o actitudes políticas e incitaba al consumo a través de los mensajes de publicidad.

En noviembre de 1931, en Nueva York, se casó con Margaret Baird Cecilia (ella murió en 1996), un concertista de piano, hija del fallecido Henry Albu, un comerciante de diamantes de Sudáfrica. Ella murió en 1996 Tuvieron un hijo, Malcolm, y una hija, Diana. Al año siguiente, el 22 de agosto, el primer público (en el Reino Unido), el servicio de televisión de 30 líneas fue inaugurado por la BBC, sino que se mantuvo en funcionamiento el 15 de septiembre de 1935.

Pero en diciembre 1935, La BBC elige el sistema de televisión Marconi totalmente eléctrico, dejando de lado la variante mecánica de Baird. El héroe ha perdido la batalla técnica de su vida.

En las Olimpiadas de Berlín, las del III Reich, Baird fue el único que transmitió las imágenes del atleta de color Jesse Owens, la pesadilla de Hitler

Se acercaban las Olimpiadas de Berlín y aunque los alemanes decían ser los campeones en la especialidad, Baird les tomó la delantera y a última hora los alemanes necesitaron de su ayuda para retransmitir las Olimpiadas de 1936 y de esta manera, los berlineses y ciudadanos cercanos pudieron contemplar atónitos-como el atleta de color Jesse Owens cometía la hazaña-y osadía-de ganar cinco medallas de oro, ante Hitler y su banda. Nadie mencionó el nombre del atleta de la TV, John Logie Baird. El sí pudo disfrutar de este acontecimiento.

Pero Baird no era el único pionero de la televisión en la gran ciudad. Al principio se había ignorado la evolución hacia la televisión de alta definición, con muy altas frecuencias y medios totalmente electrónicos, que sus rivales estaban desarrollando. Cuando la BBC abrió su canal de televisión en Londres el 2 de noviembre de 1936, se probó dos sistemas de televisión. Baird Television Ltd. ha desarrollado un sistema de 240 líneas que todavía era parte mecánica. Su compañía rival, Marconi-EMI había desarrollado el (RCA) sistema totalmente electrónico de América para dar una imagen de 405 líneas Era la última versión que se ha seleccionado y la última transmisión de la BBC con el sistema de Baird se envió el 30 de enero de 1937. Sin embargo, a partir de febrero 1937, la BBC sin Baird tomó la delantera a través de un sistema electrónico que alternaba el sistema de Baird y el tubo de imagen de Marconi

A pesar de un desastroso incendio en sus instalaciones de Crystal Palace en noviembre de 1936, Baird Television continuó innovando y principios de diciembre de 1937, Baird demostró televisión en color secuencial de fotogramas a la prensa a principios de diciembre 1937 y luego al público el 4 de febrero de 1938 en el Dominio Teatro en Tottenham Court Road de Londres, donde las imágenes de Crystal Palace se muestran en una pantalla de 9 pies x 12 pies. A pesar de que la pérdida de una de las mayores oportunidades de televisión del mundo fue un duro golpe, Baird continuó investigando e inventar en el campo de la televisión.

La firma que lleva su nombre entró en quiebra poco después del estallido de la Segunda Guerra Mundial, pero Baird continuó su investigación por su cuenta, sobre todo en las áreas de color y transmisión electrónica de pantalla grande, sacando 26 patentes entre 1940 y 1946. En 1944, el se convertiría en la primera persona en diseñar, construir y exponer un tubo multi-gun televisión en color (el tubo telechrome), para el que un receptor se exhibió por primera vez que los medios de comunicación el 16 de agosto de 1944. Sin embargo, a pesar de la brillantez indudable de los dos sistemas de televisión estereoscópica color y, nunca fueron implementados en el mercado, debido principalmente a los efectos que la guerra había tenido sobre la economía.

Su empuje y constancia le llevaron a sortear un escollo tras otro. Y aunque su fórmula no fue la que iba a prevalecer, el mundo lo reconoce como el pionero de uno de los inventos que más impacto ha tenido en la vida de los hombres del siglo XX.

Cuando un héroe de ficción sucumbe de verdad ante una enfermedad que le persiguió durante toda su vida

Por desgracia, la larga batalla de Baird contra su mala salud no se puso al día con su espíritu inventivo y murió de una trombosis coronaria, en su casa alquilada, Instow, 1 Station Road, en Bexhill, Sussex, el 14 de junio de 1946. La vieja casa fue demolida en 2007. El camino de la estación que da al mar cuenta hoy con un nuevo bloque de 51 pisos y lleva el nombre de “Baird Court”.

John Logie Baird, tal vez, el hijo más famoso de Helensburgh está enterrado en la ciudad de su nacimiento junto a su padre, madre y esposa.

Los logros de Baird serán recordados siempre en todo el mundo y él se ganó con razón, un lugar en los libros de historia por su contribución a la sociedad. En 2002, Logie Baird era el número 44 en la lista de las “100 británico más grandes del mundo”, y en 2006, fue también considerado como uno de los 10 científicos más brillantes en la historia de Escocia, tras haber sido incluido su nombre en la Hall de la Fama de la Ciencia Escocesa (Biblioteca Nacional de Escocia). La marca “Baird” de TV fue primero propiedad de Thorn-EMI y ahora la tiene y utiliza la cadena Brighthouse, como un nombre de marca para sus televisores en el Reino Unido.

Se han publicado varias Memorias de Baird tardíamente en 2004 tales como “La televisión y yo” y dos nuevos libros importantes sobre su trabajo durante la Segunda Guerra Mundial los publicó en 2009 y 2012 el Dr. Douglas Brown. El interés sigue siendo elevado por la vida y obra de Logie Baird, como lo demuestra la subasta el 23 noviembre de 2010 en Bonhams de una copia temprana del libro de 1926 “Televisión” firmado por John Logie Baird. El libro, que se cree es un ejemplar personal de Logie Baird, había sido entregado a una tienda de la Oxfam en Edimburgo. Su valor fue reconocido y fue enviado a la subasta donde se vendió por 1.440 libras a un comprador anónimo Reino Unido. El libro Oxfam / Baird se convirtió en una importante noticia internacional.

En 2012, la organización benéfica Helensburgh Heroes logró recaudar 2.250 libras a través de crowdfunding para asegurar lo que se cree que es el único ejemplo conocido de un catálogo original de televisión completo con formulario de pedido de un Baird 1925.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here