Las falsas amenazas con las que intentan estafar a inmigrantes en Canadá.

estafa
Según la Policía ya hay reportes de varios intentos de estafa similares en Mississauga, Guelph, Ontario, a Abbotsford, BC, en donde inmigrantes han denunciado llamadas que supuestamente realizan oficiales de migración o personal de la Agencia de Recaudación de Impuestos, que dicen que la persona ha infringido alguna norma, y que puede ser deportada si no suministran una determinada información o llenan un supuesto formulario, donde le piden hasta los números de la tarjeta de crédito, o la trasferencia de un pago.

TORONTO.- En alerta están las autoridades canadienses luego que un inmigrante más en Mississauga denunció como mediante una llamada de una supuesta persona oficial de Inmigración Canadá, se le exigió información personal para llenar un formulario, incluidos números de tarjeta de crédito, o de lo contrario sería deportado, junto a su familia, pese a que es ciudadano canadiense. El Centro Canadiense de Lucha contra el Fraude de la RCMP ha recibido cientos de quejas sobre este tipo de llamadas.

Según una de las víctimas de la falsa amenazas, un ciudadano que emigró del medio oriente, en principio él se tomó la amenaza muy en serio y sintió mucho miedo, porque sabía que se había promulgado una ley que permite al Gobierno revocar la ciudadanía de los canadienses con doble nacionalidad, pero cuando quiso indagar por la persona que lo estaba investigando se dio cuenta que algo no estaba bien. Las falsas llamadas pueden ser tan creíbles que según la Policía en algunas hasta se puede ver los números de teléfono y la identificación de la entidad del, pero estos desaparecen cuando se intenta rastrear.

La cifras de intentos de estafas van en aumento, en el 2013, el centro de la lucha contra el fraude informó de 4 casos utilizando a inmigración y seis de la oficina de impuestos, en el 2014 se recibieron 75 denuncias por migración y 1.251 por impuestos, y en lo que va corrido del año, ya van 381 quejas sobre estas falsas llamadas de oficiales de migración y 2.855 de la oficina de impuestos, con las que se han pretendido robar más de $250 mil dólares. Un portavoz de Ministro de Ciudadanía e Inmigración de la oficina de Chris Alexander, dijo que son conscientes del problema y que están tomando medidas para que esto no pueda pasar.

De acuerdo con su relato de una de las víctimas, que se percató en poco tiempo de que lo estaban intentando estafar, la delincuente colgó cuando empezó a preguntar sus datos de identificación, como su cargo, y en qué departamento de la Migración trabajaba, pero además quien era su supervisor, porque sentía que lo que le preguntaban no era lo indicado, en ese momento su interlocutor empezó a amenazarlo y decirle que como no había nacido en Canadá podría ser deportado, si no respondía.

El joven siguió preguntando sobre quien realmente era la mujer y fue cuando la estafadora colgó el teléfono, así la víctima pudo reintentar llamar, para darse cuenta que todo se trataba de una estafa, que se estaba montando aprovechado la Ley C-24, que permite que un inmigrante que es ciudadano canadiense le quiten su ciudadanía.

El afectado, un deportistas de 28 años, dijo que la nueva ley crea una confusión que le esta sirviendo a los estafadores, porque muchas personas realmente no conocen la Ley, que de acuerdo a muchas organizaciones creo un ciudadano de segunda clase en Canadá que ahora en vulnerable a que cosas como estas le puedan pasar, porque se ha sembrado el miedo de la pérdida del estatus legal, algo que ha generado muchas críticas dentro y fuera del país.

Las estafas de este tipo, que involucran a inmigrantes, no son nuevas en Canadá, pero la nueva Ley que permite que a una persona le quiten la ciudadanía si no ha nacido en el país, estas están resurgiendo con mayor fuerza, especialmente contra las personas que vienen de países donde persisten los grupos terroristas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here